Internacionales

Su hija autista cumplía 5 años y no fue nadie a la fiesta, hasta que hizo un llamado desesperado

Remi Robins cumplía cinco años y sus padres organizaron una fiesta en el Eden Play Center en Abertillery, un pueblito de Gales. Un salón para este tipo de eventos. Pero algo falló. De todos los nenes invitados solo dos se hicieron presentes.

Su padre, PJ Robins, explicó: “Enviamos invitaciones para la fiesta y esperábamos una docena de amiguitos , pero solo dos vinieron. Fue realmente muy triste que ninguno de los otros se hubiera molestado en avisar que no asistirían”.

El papá agregó otro dato: “Remi es autista y los cambios de última hora son terriblemente angustiantes para ella .Ya le habíamos contado sobre la fiesta y que habíamos invitado a sus amigos, así que esperaba que ellos estuvieran allí”.

En un momento dado Remi se dio la vuelta y dijo: “Mamá, ¿dónde están todos mis amigos?’ y eso fue como un cuchillo en mi corazón”, explica Becki, la mamá de la nena.

 

PJ, el papá, recurrió a un último intento: usó Facebook para publicar un mensaje en un grupo comunitario del pueblo. El texto decía: : “Por favor, si alguien tiene algo de tiempo libre y tiene un hijo de la edad de mi hija, ¿estaría dispuesto a ayudarnos a hacer de su fiesta un día para recordar? No esperamos nada, ni tarjetas ni regalos, la fiesta está pagada y hay mucha comida, solo queremos que algunos niños vengan a ayudar a nuestra pequeña a celebrar”.

Y la respuesta no se hizo esperar. Dos docenas de niños pasaron a saludar a Remi y otros 14 se quedaron a festejar con ella.

El papá de Remi se maravilló: “Ella estaba un poco desconcertada para ser sinceros. Tenía solo dos amigos allí y, de repente, tuvo a todas estas otras personas que deseaban su feliz cumpleaños”.

Su publicación fue compartida más de 1.000 veces y recibió alrededor de 60 mensajes de personas que habían visto su apelación para saludarlo.

Lo que empezó mal terminó bien y el papá estaba contento: “La respuesta fue realmente abrumadora, y todavía estamos recibiendo mensajes de personas en relación con la apelación, pidiendo nuestra dirección para que puedan enviar tarjetas o visitar a Remi. Muchas personas también contaron sus propias historias de crianza de niños en el espectro autista, ofreciendo su apoyo, fechas de juego. El Eden Center también fue fantástico, y su apoyo fue maravilloso. No puedo alabarlos lo suficiente”.

Y casi con lágrimas en los ojos, cerró: “Gracias a todos los que vinieron y trajeron a sus hijos”.

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close