Sin categoría

Habló la viuda del colectivero: “Tengo miedo de que el menor salga”

Jésica, la esposa del chofer asesinado el último domingo mientras manejaba el interno 103 de la línea 620 en La Matanza, pidió justicia por el crimen de su marido y contó que hace unos meses mataron a su primo para robarle la moto.

 

 

 

Jésica dijo que se enteró por una amiga cuyo marido es colectivero de la misma línea que Alcaraz que algo andaba mal ese domingo 15 de abril. El chofer asesinado conducía el interno 103 de línea 620.

Según se pudo reconstruir, tuvo una discusión con un pasajero que no tenía SUBE. Y al llegar a una parada situada en Santiago Bueras y Concordia, de Virrey del Pino, le dispararon en el tórax y en el cráneo con un revólver calibre 38. Murió casi en el acto, no llegaron a trasladarlo al hospital.

“Era un día normal, se fue como siempre, con fiaca porque era domingo, estuvimos jugando a la pelota…”, recordó la viuda las últimas horas que compartió con su marido, y añadió que su hija “es tan hincha de River como su papá”.

Jésica reveló que Alcaraz había entrado a la Línea 620 hace poco más de dos años, que antes había sido remisero: “Nunca tuvo problemas con trabajar, de hecho tres veces por semana hacía doble turno. Siempre quiso manejar, no quería hacer otra cosa, era lo que le gustaba”.

 

Tras 11 años en pareja, hacía apenas uno que se habían comprado un terreno y estaban construyendo su casa. “Siempre estuvimos muy orgullosos de hacer las cosas nosotros, solo con su trabajo. El viernes pasado fuimos a comprar las cosas del baño y quería trabajar su franco porque teníamos que seguir comprando cosas”, dijo antes de ponerse a llorar.

Tanto los familiares de Alcaraz como Jésica hablaron de la inseguridad en La Matanza. Y más precisamente en el barrio La Esperanza: “Acá no se puede salir a jugar, por ahí se escuchan disparos en tu propia vereda, es peligroso”.

 

Y la viuda recordó que por eso Alcaraz “se llevaba siempre un teléfono viejo porque si le robaban les iba a dar ese”. Y con la voz consumida por la angustia, aseguró que entre las pertenencias del colectivero estaba ese celular viejo: “Ese teléfono volvió, porque no lo mataron para robarle nada, no le quisieron robar, ni siquiera el teléfono, nada”.

-¿Qué le pedirías a los jueces?

-Justicia, lo que tienen que hacer y no hacen… La verdad es que nunca confié en la Justicia, hace unos meses mataron a mi primo para robarle una moto. Yo no confió en nadie, mucho menos en la Justicia y mucho menos ahora que me pasa a mí.

El caso

Alcaraz fue acribillado el domingo 15 de abril a la tarde cuando conducía el interno 103 de línea 620 tras una discusión con un pasajero que no tenía SUBE.

Télam 17/04/2018Buenos Aires: Parte el cortejo funebre que traslada los restos de Leandro Alcaráz hacia el cementerio acompañado por familiares, amigos y compañeros. foto egurza/EF
Parte del cortejo fúnebre que trasladó los restos de Leandro Alcaraz.

El caso provocó conmoción entre los trabajadores: hubo un paro de todas las líneas de la zona oeste del Conurbano y una protesta frente a la Municipalidad en reclamo de Justicia y mayores medidas de seguridad.

Los imputados son el menor apodado “Rodolfito” y un presunto cómplice al que le dicen “El Viejo”. Ambos fueron detenidos el lunes pasado luego de un allanamiento a una casa de la calle Martín García, a dos cuadras de la escena de donde mataron a Alcaraz, de la localidad de Virrey del Pino.

 

Según fuentes de la investigación, durante el viaje el menor le habría pedido “el fierro” al “Viejo”. Aunque todavía no está del todo claro, el mayor de los implicados habría sido quien disparó en la parada.

“Mi hija me dice que me quede tranquila, que papá se fue al cielo con el colectivo”

Sobre el momento en que se enteró que lo habían asesinado a Leadro, contó que se enteró por una amiga, que es la esposa de otro colectivero. “Ella me preguntó que sabía de él. No sabía nada, nadie me había dicho nada, estaba sola con mi hija”.

 

Palabras claves
Back to top button
Close
Close