Locales

Jugadores de For Ever terminaron presos y uno en Salud Mental

Tres jugadores de For Ever terminaron este jueves, cerca de la 8 de la mañana, en la comisaría Segunda de Resistencia tras la denuncia de un vecino.

Gritos, ruidos y latas de cervezas arrojadas por la ventana a la calle fue el inicio del desorden que siguió por el camino con uno de los jugadores queriéndose autolesionar, pero además con un grado de agresividad que incluyó un empujón a una agente de la policía, y un cabezazo y una mordida a otro policía. Fue varia veces atendido por un médico hasta que terminó siendo derivado a Salud Mental.

PUBLICIDAD

inRead invented by Teads
Los tres -Lisandro Alzugaray, Diego Magno y Pablo Russo- tenían primer grado de intoxicación alcohólica, según el informe de Medicina Legal.

No se sabe qué festejaban estos jugadores que hace unos días llegaron de Mar del Plata donde su club quedó eliminado del Torneo Federal A tras perder con Alvarado.

En la fiesta también estaban Matías Grandis y Gonzálo Rodriguez, quienes junto a Alzugaray debieron prestar declaración, pudo saber datachaco.com.

LA FIESTA, EL DESCONTROL Y LAS CONSECUENCIAS

El descontrol de los tres futbolistas era tanto que terminaron siendo denunciados, algo que no alcanzó porque uno de los jugadores continuó con su revuelta todo la mañana, e incluso terminó siendo derivado a Salud Mental.

Los datos a los que accedió datachaco.com indican que a las 7.48 la Policía tras recibir un llamado al 911 debió acudir hasta un departamento en avenida Wilde al 500 porque un vecino no aguantó más el desorden que tres personas estaban haciendo.

Inmediatamente efectivos de la seccional Segunda fueron al lugar y se entrevistaron con un hombre de 47 años, quien manifestó que un grupo de personas se encontraba realizando un evento, encontrándose ebrios y ocasionando molestias en el lugar, arrojando latas de cerveza en la vía pública.

Tras ello, los agentes procedieron a la demora de 3 ciudadanos de 23, 28 y 32 años, siendo el más grande el más revoltoso.

Los demorados fueron examinados por el galeno en turno, quien informó que “contaban con 1° grado de intoxicación alcohólica” y se precisó que “en todo momento el ciudadano de 32 años intentaba autolesionarse dentro del patrullero, poniendo una actitud hostil”.

En cuanto a los otros dos, se encontraban en custodia del grupo motorista COM.

También se precisó que en el traslado, el de 32 años se abalanzó sobre una empleada policial intentando darle un golpe de puño, que no pudo asestarle pero sí logró empujarla con el cuerpo y la hizo caer al suelo, y la insultó además de amenazar.

Seguido a ello, la empleada policial fue llevada a la División Medicina Legal para que sea examinada, y luego radicó la correspondiente denuncia penal por las agresiones y amenazas sufridas de parte del ciudadano de 32 años.

No tranquilo, este jugador siguió descontrolado, y cerca de las 10 se tornó nuevamente agresivo con el personal policial intentándose autolesionarse contra la pared, es por ello que un suboficial intenta cesar el accionar, y es cuando recibe un cabezazo y termina lesionado.

El jugador termina con un rasguño en la mano derecha y siguiendo con su estado muerde al empleado policial, forcejea y se lesiona la pierna, por lo que fue llevado nuevamente hacia Medicina Legal.

Tras ser examinado por el médico terminó siendo derivado a Salud Mental.

En tanto el suboficial golpeado también radico la denuncia penal por las agresiones y lesiones sufridas.

Tomó intervención en el caso la fiscalía penal en turno.

 

Data Chaco

 

Palabras claves
Back to top button
Close
Close