Sin categoría

La desagradable tarea que una maestra les dio a sus alumnos de jardín

 

La maestra de una sala de preescolar pidió como tarea que sus alumnos llevaran dos piojos vivos a clase, lo cual causó conmoción entre las madres.

El pedido llegó a través de los cuadernos de comunicados de los chicos de un jardín de infantes del barrio Almirante Brown, de la ciudad de Salta.

Los padres quedaron impresionados por la nota que encontraron al abrir el cuaderno: “Necesitamos para la clase de ciencias un piojo vivo puesto en un trozo de cinta adhesiva transparente y otro también vivo pero suelto en un frasco. Gracias”, dice el comunicado de la docente, con fecha para este miércoles.

Lo extraño es que al aportar los piojos, los alumnos quedarían expuestos a un contagio innecesario. ¿Cumplirán las madres con el pedido de la docente?

 

Palabras claves
Back to top button
Close
Close