Locales

La mayoría de los chicos que se fugan del hogar en Corrientes tienen entre 11 y 17 años

El consumo problemático de sustancias es el factor principal por el cual los adolescentes deciden dejar sus hogares. Aumentan los casos de consumo a la cocaína. A ello se le suma conflictos familiares, relaciones sentimentales, incluso bajo desempeño escolar. Los datos los dio la doctora Pierina Ramirez, jueza de menores a “Equipo de Noticias”.

La magistrada diferenció a la denuncia policial de una exposición. La segunda, sólo tiene validez entre las partes.”Siempre un padre que concurre a la comisaría debe realizar una denuncia para que tome conocimiento la autoridad judicial que corresponda”, recomendó.

“Los padres siempre tienen que hacer una denuncia, toda cuestión que involucre a un menor, es de orden público, inmediatamente debe ser puesto en conocimiento la autoridad judicial, juez de menores, fiscal, asesores”, explicó la magistrada.

“Si hay una denuncia por parte de un fiscal como abandono de persona, tiene un tinte distinto a la actuación civil como menor víctima que se lleva a cabo a través del Juzgado de Menores”, aseveró Ramírez, agregando: “Una vez que se comprueba que fue un abandono voluntario de hogar, se trabaja con el grupo familiar para poder desentrañar los motivos que tomó la decisión”.

Consideró que están aumentando los casos de menores que abandonan sus hogares, a veces por el consumo de sustancias, incrementándose los chicos que consumen cocaína, otras, relaciones sentimentales, conflictos familiares y conductas depresivas. “Afortunadamente los padres no esperan que pasen 24-48 horas, se acercan a la dependencia policial para que se aborde la situación”, dijo.

Como dato, informó que sólo del 1 al 15 de mayo, 10 menores se fugaron de sus hogares. La adolescencia es el factor determinante para tomar esa autodeterminación. De los 11 a los 17 años es la mayoría de los adolescentes que dejan sus familias.

Se los encuentran en el domicilio de algún compañero, las madres de esos compañeros no advierten la importancia de avisar a los padres. Cuando son más grandes, van a las casas de alguna situación sentimental, una novio o novia.

Muchas veces los padres niegan que sus hijos tengan adicciones. “Siempre uno concurre a un centro de atención de salud esperando una respuesta mágica y cuando la respuesta es un tratamiento continuado y sistemático con lo que esto representa en el tiempo, comienzan las primeras situaciones de desesperanza, desconsuelo y el no saber donde ir. A veces la internación no es la única solución”.

Señaló que a raíz del incremento del consumo de cocaína en menores, se les pregunta que quieren hacer de sus vidas, duele escuchar que pretenden ser “transa” (quien efectúa una transacción de algún tipo de droga por un cierto monto pactado por las partes involucradas, el cual lucra con la venta de estupefacientes) para poder comprarse cosas que sus familias no pueden acceder.

Ayer apareció la adolescente de 14 años, Alanís Formichelli, al respecto , la doctora Ramirez indicó: “esta jovencita, se están realizando los estudios de rigor para determinar los motivos que llevaron a esta niña a hacer abandono de hogar. Está trabajando todo el equipo disciplinario del Poder Judicial y nos encontramos a la espera de los informes”.

Palabras claves
Back to top button
Close
Close