Sin categoría

Los 8 acuerdos matrimoniales más extraños del mundo

Vivimos en un mundo pluricultural, donde en pleno siglo XXI sociedades, en algunos casos menos desarrolladas, implementan tradiciones o acuerdos matrimoniales que para los que vivimos en el mundo occidental nos resultan extrañas y hasta nos escandalizan.

En muchos casos representan, lo que sería para nosotros ciertas violaciones a la moral, integridad e incluso Derechos Humanos como la libertad, sin embargo, costumbres son costumbres.

Aquí 8 de las más extrañas:

 

1 Infidelidades “legalizadas”

En Irán no se puede tener relaciones sexuales antes de casarse ni tampoco ser infiel al esposo o esposa.

Pero existe una excepción a la regla muy conveniente para los del género del sexo masculino. Hay una cuerdo legal conocido como ‘casamiento temporal’ mediante el cual un hombre paga un impuesto con el fin de legalizar ante la ley las aventuras amorosas que tenga fuera del matrimonio.

Sin este certificado la pareja no puede rentar un cuarto en un hotel por ejemplo. En el caso de las mujeres, para solicitar el ‘singheh’ (como se conoce en el país) han de ser divorciadas o viudas, de caso contrario si son solteras o casadas no pueden aplicar por esta unión temporal.

Sin embargo, los hombres casados pueden obtener este permiso todas las veces que quieran para estar con las amantes que deseen.

2 Orgia en nombre del amor

En una tribu aborigen de Haití, en Centroamérica, parejas casadas y solteras realizan anualmente un ritual que tiene como objetivo adorar a la diosa del amor.

La reunión se lleva a cabo durante el mes de julio en las cascadas de Saut d’Eau, donde luego de sacrificar vacas y cabras, se quitan la ropa y tienen relaciones sexuales a la vista de los demás.

No importa si se conocen o no, aquí todo está permitido.

3 Préstamo marital

Si llegas a viajar al Ártico en pareja, deberás ser muy precavido, ya que podrás experimentar una de las tradiciones sexuales más extrañas y curiosas del mundo: el préstamo de parejas.

Apenas se llega a la casa de una familia esquimal, el dueño del hogar ofrece su propia esposa para pasar la noche.

Y lo más raro de todo es que si el visitante no acepta, es tomado como una ofensa que incluso se puede pagar con la muerte. Para el anfitrión, prestar a su pareja es un acto de generosidad y de cordialidad hacia el recién llegado.

4 Una mujer para dos hermanos

Ya que hablamos del préstamo de esposas podemos mencionar lo que ocurre en Nepal.

Para entender el por qué de esta práctica primero hemos de comprender cómo es el día a día en ese país. Allí la tierra para agricultura y ganadería es muy escasa y las familias que tienen más de un hijo hombre tienen problemas para dividir los terrenos.

Entonces, la ‘solución’ que han hallado es la de elegir a una mujer para que sea la esposa de todos los hijos varones. De esta manera, viven en armonía y juntos en el mismo territorio. Incluso los hijos que tenga son aceptados por los esposos como propios.

5 Ser virgen no es una virtud

En la religión católica o ligadas al catolicismo las mujeres deben llegar vírgenes al matrimonio como sinónimo de pureza y castidad.  Pero esto no es así en todos lados, sino que se espera lo opuesto.

En Guam y varias islas del océano Pacífico, las jóvenes no pueden ser inexpertas al casarse. Por lo tanto, deben ‘practicar’ varias veces antes de vivir con su esposo.

Incluso hay hombres que en estos lugares se dedican a prestar servicios de enseñanza sexual a las futuras novias. En el proceso pierden la virginidad y aprenden técnicas para hacer disfrutar a sus futuras parejas.

6 Robo de esposas

En Níger, existe una tribu llamada Bororo en la cual está permitido que un hombre le robe la esposa a otro.

En este lugar, los matrimonios son arreglados por los padres desde que sus hijos son niños y deben ser sí o sí entre primos del mismo linaje.

No obstante, durante el Festival Anual de Gerewol los hombres se pintan y utilizan trajes impresionantes y durante el baile tradicional, sí  un hombre se puede ‘escabullir’ con la esposa de otro sin ser detectada, entonces pasan a formar una pareja reconocida socialmente.

7 Prostitución travesti respetada

Otro de los acuerdos sexuales más extraños nos lleva de nuevo a Haití, donde si un hombre desea tener sexo pero no tiene esposo ni hay alguna mujer ‘disponible’ recurre a una figura conocida como ‘el mahu’.

El ‘mahu’ es un hombre homosexual que viste como fémina y que es aceptado socialmente debido a su trabajo o labor para con el pueblo masculino.

8 Infidelidades que matan

Más allá de que en algunos países está permitido que un hombre se case con muchas mujeres (poligamia) o viceversa (poliandria), también hay otros en los cuales se preocupan bastante por evitar los engaños.

Por ejemplo, en la tribu de los Bantúes en África, los hombres ponen veneno en el pene antes de tener sexo con sus esposa, para evitar que ella luego intime con otros.

En Hong Kong si una mujer descubre que su esposo le fue infiel puede matarlo, siempre y cuando sea con sus propias manos. Y en Tanzania, está permitido que una mujer tenga muchos amantes, pero solo si el esposo no se entera.

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close