Internacionales

Mujer envió miles de dólares a su amor cibernético y la estafó: “Me desangró”

La mujer jamás imaginó que ese amor de redes usaba un rostro que no era el suyo.

Una mujer fue víctima de una estafa a través de internet donde perdió casi US$35.000 en préstamos concedidos a un hombre que conoció en una aplicación de citas.

La mujer tiene 40 años y reside en Gales, Reino Unido. La mujer tuvo “citas” durante más de dos años mediante chats, pero jamás imaginó que ese amor de redes usaba un rostro que no era el suyo, sino diseñado por gráficos de computadora y así engañarla.

La policía del Reino Unido ha calculado que 1.000 casos de estafas de este tipo suceden por semana.

La policía colabora junto con la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para encontrar al estafador.

Relato de mujer estafada

La mujer escuchó de la boca del falso enamorado que era un hombre de negocios que vivía en Dallas.

“Me dijo que quería comprar un local y mudarse a Reino Unido para así emprender un negocio aquí. Esa noche -o el día después, creo- se suponía que regresaría a Dallas. Me llamó tan pronto como regresó a Dallas, básicamente me llamaba por video cada día. Así construyó su reputación, hasta el punto que todos confiaban en él. Hasta mis amigos le creían porque también mantenía video-llamadas con ellos”, agregó.

Relato de mujer estafada

El hombre le inventó un problema, le dijo que estaba en problemas en un viaje de negocios a Dubai. Afirmó que una chica se interpuso delante de su automóvil y que tuvo que pagar su atención médica para que las autoridades le devolvieran sus documentos.

“Ahora lo analizo todo y sé que por un momento pensé que algo no iba bien, pero de alguna forma tenía sentido en aquel entonces. Le mandé el dinero para que pagara su cuota. Incluso me mandó una foto en la que se encontraba con la chica en el hospital. No pensé que fuera una estafa. Estaba conectada a un respirador y parecía genuino. No había nada en la foto que revelara el fraude”, contó.

La mujer tomó un préstamo de US$7.800 y le envió el dinero sin dudarlo. No fue recién en el último intento de estafa del hombre que ella se dio cuenta ya que él incluyó unos documentos claramente falsos.

“Solo quería llorar. Mis amigos estuvieron conmigo durante días para apoyarme”, cerró.

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close