DestacadosLocalesPoliciales

Murió un interno de la Unidad Penal N° 6, tras recibir golpes en la cabeza

La víctima tenía 21 años y habría desobedecido a un celador antes de ser lesionado. Al cierre de está edición se reportaron nuevos incidentes

Un interno de la Unidad Penal Nº 6 de San Cayetano murió ayer en el Hospital Escuela luego de ingresar con severos golpes en la cabeza, hecho que motivó la intervención judicial y el inicio de una investigación a fin de determinar las circunstancias en que se produjeron las heridas, así como identificar a el o los autores de los mismos. El deceso se da en el marco de un brote de coronavirus en la cárcel de procesados, ubicada afuera de la ciudad de Corrientes, y el reclamo de los internos para ser hisopados ante presuntos casos sospechosos en dos pabellones. Al cierre de esta edición se reportaban incidentes en la prisión, sin conocerse mayores detalles de sus consecuencias.

Fuentes oficiales del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) confirmaron a NORTE de Corrientes que el preso Ezequiel García, de 21 años, falleció ayer pasado el mediodía. El joven se encontraba alojado en el área de adaptación, ya que había ingresado hace poco tiempo al sistema carcelario. “La muerte de García es materia de investigación judicial, ya tomó intervención en la fiscalía en turno a cargo de la doctora Lucrecia Troia”, dijeron. Otros voceros contaron que García “se negó a cumplir la orden impartida de volver a su celda y debido a esa falta se produjeron incidentes con heridos por parte del personal penitenciario y también del interno”.

En tanto, informantes extraoficiales dieron una versión de los hechos según la cual García habría sido lesionado por personal penitenciario luego de haber mantenido un entredicho con un celador en el marco de los reclamos tras la detección del coronavirus en la unidad. “Lo patearon todo, ya lo sacaron mal”, aseguraron otros presidiarios que dijeron haber observado el hecho.

Con el paso de las horas la conflictividad volvió a aumentar y siendo las 19.30 comenzó una refriega suscitada a raíz de la muerte de García, el brote de covid y deficiencias edilicias como cortes de agua y luz, sumados a las altas temperaturas de la jornada. “La situación ya ha sido controlada”, aseguraron las autoridades. Detallaron que “60 internos solicitaron elementos de sanitización, más tiempo de uso de teléfono y reubicación de algunos detenidos”.

Fuente: Diario Norte

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close