La mujer, que trabaja en dos hospitales de Santiago del Estero, filmaba y tomaba fotografías de las partes íntimas de los enfermos sin su consentimiento y las reenviaba al grupo de mensajería del consorcio de su edificio.

Una anestesióloga tucumana de 53 años, que trabaja en dos hospitales de Santiago del Estero, mandaba fotos y vídeos de sus pacientes desnudos e inconscientes a un grupo de WhatsApp del consorcio de su edificio de San Miguel de Tucumán.

La profesional de la salud junto a un paciente inconsciente.

Según denunció a cronica.com.ar uno de los vecinos de la profesional de la salud, integrante del chat al que se enviaban las inapropiadas imágenes, la mujer “vivía compartiendo fotos de este estilo como si fuese algo gracioso o bonito”.

Si bien las enviaba a una conversación conformada tanto por hombres como por mujeres, sólo compartía instantáneas de pacientes del sexo femenino. “Lo mandaba como broma a los chicos, por ejemplo, sacaba fotos de unos pechos grandes y nos decía que era un regalo para nosotros”, explicó el denunciante.

La mujer junto a un bebé recién nacido.

Además, la anestesióloga, que presta servicios en centros asistenciales de Añatuya y Termas de Río Hondo, posaba junto a bebés huérfanos y aseguraba que se los llevaría a su casa.

Hasta el momento se desconoce si concretó sus afirmaciones, y no se descarta que la Justicia obre de oficio para determinar de manera fehaciente este grave suceso. Incluso, llegó a filmar un parto entero sin la autorización de quien estaba dando a luz y lo envió por WhatsApp.

Las mandaba a los hombres del grupo.

De todas formas, las imágenes nunca se hicieron públicas, ya que los mismos vecinos que participaban de esta conversación consideraban que era inapropiado difundirlas.

En una ocasión, luego de que la mujer remitiera una foto de las partes íntimas de una chica, uno de los miembros del chat le pidió que dejara de hacerlo y ella se burló con una respuesta que la pinta de cuerpo entero: “No importa porque es sorda y muda, nunca se va a dar cuenta”.

fuente:cronica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.