“¿Qué está probado contra mis defendidos? Nada. Todas son presunciones”, comentó Mariana Barbitta, la abogada que representa a Francisco y Corina Noguera y a Francisco Rachid Neme en la mega causa Sapucay. Se tratan de 3 de las 26 personas que estarán sentados en el banquillo de los acusados desde el 26 de agosto cuando inicie el debate en el Tribunal Oral Federal Nº3 en la Ciudad de Buenos Aires. La profesional fue muy crítica por la falta de acceso a las pruebas contra sus defendidos y, principalmente, por la sustentación de la investigación a partir de la declaración de arrepentidos.

La mega causa Sapucay tuvo su punto más alto el 14 de marzo de 2017, cuando el juez federal porteño Sergio Torres ordenó una serie de allanamientos – 44 en total – en Corrientes, Chaco, Córdoba y Buenos Aires. El magistrado pretendía conocer como se abastecían bandas de narcomenudeo con marihuana paraguaya que ingresaba a Argentina vía Itatí. En dichos procedimientos quedaron detenidos, entre otros tantos, el intendente y el vice de la localidad religiosa, Natividad “Roger” Terán y Fabio Adrián Aquino.

“La defensa quiere y exige que los elementos de prueba estén disponibles”, aseguró Mariana Barbitta

En una entrevista brindada a Equipo de Noticias (LT7 Radio Corrientes AM 900), Barbitta dijo que “los Noguera son trabajadores puesteros que viven en Itati. Para imputarlos por asociación ilícita, se requiere un montón de requisitos que no están probados. Esta es una causa que está sostenida sobre arrepentidos, una figura muy cuestionada. Se trata de una ley que tiene como núcleo de cuestionamiento a la extorsión encubierta. Las personas quedan presas y, a los fines de lograr la libertad, las obligan a declarar”

“Son todas presunciones”

Al analizar la investigación y la aplicación de esta figura judicial, Barbitta fue contundente: “El Estado tiene que ser eficiente para averiguar la verdad. El mecanismo para ello no puede ser un arrepentido. Eso demuestra que es ineficaz”.

En otra parte de la entrevista, la profesional del derecho insistió en la falta de elementos para imputar y enjuiciar a sus defendidos. “Vamos a iniciar un juicio oral con prueba cero. Los audios que, supuestamente, fueron trasncriptos para sostener estas presunciones, ni siquiera están. Hemos solicitado reiteradamente que el tribunal los acerque para escuchar. Hemos pedido una pericia para constatar que esa voz no es de ella (por Corina Noguera)”. En ese sentido Barbitta dijo que sólo pudo acceder a “una transcripción recortada”. Ante la requisitoria periodística, aseguró que no conoce a los arrepentidos cuyas declaraciones sustentarían a la causa.

Juicio Oral con Prueba Cero

“Son todos indicios. Cuando uno habla defensa técnica requiere que la imputación sea clara precisa y circunstanciada y eso tiene que estar sustentado por elementos de prueba legítimos. Cuando no los hay, no hay forma de hacerlo”, analizó luego.

“Se requiere imputaciones claras y precisas”

Más adelante, para reafirmar este punto, la letrada aseveró en forma contundente que “hasta que no aparezca los elementos de prueba, no me voy a sentar en ningún juicio oral. La defensa quiere y exige que los elementos de prueba estén disponibles. Si el Estado no me puede brindar los audios para que los constate, no avalaremos ese juicio”.

Por último, si bien admitió que “las drogas son un flagelo mundial”, fue crítica de las políticas públicas que se aplican en Argentina para combatirlas.

“Las drogas son un flagelo mundial”

“Si el mecanismo es encarcelar a determinadas personas que no nos conviene que estén presentes, no es una buena política pública. La política contra el narcotráfico tiene que ver con la capacitación, con investigaciones serias, que el Ministerio Publico esté fortalecido. Nunca puede sostenerse sobre la base de arrepentidos o testigos encubiertos. Insisto: son causas construidas sobre presunciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.