La Policía detuvo desbarató recientemente a una banda que se encargaba de saquear vehículos aparcados en el estacionamiento de un conocido comercio.

 

El Subcomisario Ariel Romero habló con LT7 Corrientes y se refirió a la investigación realizada por la Dirección de Investigación Criminal, que permitió desbaratar a la primera banda dedicada a robar vehículos con inhibidores de señal que se descubrió operando en Corrientes.

“Es una nueva modalidad que se empezó a observar recientemente en la ciudad de Corrientes. Si bien ya se da en otras grandes urbes, el delito va mutando y se va trasladando de lugar a lugar”, manifestó Romero.

“Lo que hizo la policía es trabajar en base a una denuncia que ellos recepcionaron. Las primeras pesquisas las realizó personal de la Dirección de Investigación Criminal, trabajando con filmaciones del estacionamiento de un conocido comercio ubicado sobre avenida Centenario, donde detectaron movimiento de personas sospechosas”, explicó.

El subcomisario explicó que los policías montaron un operativo encubierto, durante el cual varios agentes hicieron las veces de cliente mientras vigilaban el movimiento del lugar donde tenían sospechas que actuaba la banda.

El operativo permitió individualizar a los delincuentes y solicitar las correspondientes órdenes de allanmiento ante la Justicia y llegar a los domicilios de los sospechados.

“En principio, esto dejó como resultado la detención de uno de ellos y el secuestro de una camioneta Toyota Corolla que, según las filmaciones, sería utilizada para la concreción de estos delitos”, dijo el subcomisario y agregó que se continúa con la búsqueda de otros implicados que ya están identificados.

 

¿Cómo actúan los ladrones?

El subcomisario Romero indicó que este es el primer caso con este tipo de modalidad delictiva que la policía ha detectado en Corrientes. Y alertó que en otras ciudades, este tipo de roba coches “directamente se llevan los vehículos”.

“Lo que hacen es ingresar, con inhibidores de señal o a través de radio handy, a la frecuencia de bloqueo o cierre centralizado del vehículo. También realizan un efecto sobre el dispositivo de cierre, que sería la llave y muchas veces utilizan lugares con mucho ruido con el objetivo de que el dueño del auto no se dé cuenta del sonido característico que hace la alarma al ser activada”

Los delincuentes se ubican en estacionamientos amplios de comercios muy concurridos, presumiblemente dentro de otro vehículo. Desde allí, esperan que llegue alguna posible víctima y, cuando la individualizan, aguardan a que intente colocar la alarma centralizada de su auto. Al momento de que el futuro damnificado lo hace, inhiben la señal de cierre, dejando el auto destrabado y listo para ser robado mientras el dueño realiza sus compras.

En este sentido, el subcomisario realizó recomendaciones para disminuir las chances de ser víctima de esta modalidad delictiva:

  • Prestar atención al vehículo al momento de activar la alarma: fijarse que haga el sonido correspondiente de cierre, que se produzcan las señales de luces y que los cierres de la puerta se activen efectivamente.
  • No dejar elementos a la vista en los vehículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.