Luego de las elecciones del domingo pasado, la vuelta a clases para el Colegio Iberá, del barrio San Benito, no fue de la manera esperada. Al regresar, los propios estudiantes advirtieron que en las paredes de un aula había quedado escrito el recuento de votos, además de que una pizarra ecológica quedó dañada porque había sido escrita con un fibrón permanente, con el mismo fin.

“Los alumnos nos avisaron que encontraron algo en el salón, fuimos y notamos que el recuento de votos lo hicieron en la pared, era gente adulta, fiscales, presidentes de mesa, que hicieron esto. Es una lástima, porque el ejemplo lo damos los adultos”, relató a Radio Dos el rector del establecimiento, Hugo Villarreal. “Estamos viendo cómo hacemos para poder limpiar esto, estábamos justo juntando plata para comprar aires acondicionados”, agregó.

fuente:ElLitoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.