El área responsable de hacer cumplir esa Ordenanza es la Secretaría de Ambiente, sus inspectores monitorearán los actos. Los frentes más convocantes siempre suelen hacer “bulliciosos” eventos antes de que entre en vigencia la veda electoral.

Los dis­tin­tos fren­tes elec­to­ra­les de Co­rrien­tes ce­rra­rán, el jue­ves pró­xi­mo, sus cam­pa­ñas de ca­ra a los co­mi­cios le­gis­la­ti­vos pro­vin­cia­les del pró­xi­mo do­min­go. Co­mo es ha­bi­tual, se es­pe­ra que al me­nos dos de los prin­ci­pa­les nú­cle­os (En­cuen­tro por Co­rrien­tes y el Fren­te pa­ra la Vic­to­ria) cul­mi­nen es­ta eta­pa pre­e­lec­to­ral con bu­lli­cio­sos even­tos.

En la pre­via de esos ac­tos, el se­cre­ta­rio de Am­bien­te, Ju­lio Bar­tra explicó có­mo con­tro­la­rán que, de acuer­do a or­de­nan­za vi­gen­te, los par­ti­dos po­lí­ti­cos no in­frin­jan la fla­man­te pro­hi­bi­ción de usar pi­ro­tec­nia que pro­duz­ca un efec­to so­no­ro su­pe­rior a los 65 de­ci­be­les.

 

“La nor­ma­ti­va es­tá vi­gen­te y nos ca­be la res­pon­sa­bi­li­dad de ha­cer­la cum­plir. Es­ti­mo que los fren­tes po­lí­ti­cos de­ben es­tar al tan­to de es­to, así que de in­frin­gir esas in­di­ca­cio­nes, ten­dre­mos que la­brar las san­cio­nes co­rres­pon­dien­tes”, afir­mó Bar­tra.

 

En ra­zón de ello, es dig­no men­cio­nar que el 1 de ma­yo en­tró en vi­gen­cia, en el ám­bi­to de la Ciu­dad de Co­rrien­tes, tal im­pe­di­men­to y só­lo se per­mi­ten los fue­gos ar­ti­fi­cia­les que pro­duz­can efec­tos de lu­ces de co­lo­res y ca­rez­can de rui­do.

La me­di­da ,a­pro­ba­da el año pa­sa­do, tie­ne por ob­je­ti­vo dis­mi­nuir los efec­tos per­ju­di­cia­les de los es­truen­dos en la co­mu­ni­dad que su­fre Tras­tor­no del Es­pec­tro Au­tis­ta (TE­A).

Ade­más, atien­de el pe­di­do de las aso­cia­cio­nes pro­tec­cio­nis­tas de ani­ma­les.

Las san­cio­nes abar­can tan­to la co­mer­cia­li­za­ción co­mo el uso de los co­he­tes que pro­duz­can al­tos de­ci­be­les.

És­tas va­ria­rán en­tre el pre­cio de 40 y 4.000 li­tros de naf­ta Sú­per, vi­gen­te al mo­men­to de la in­frac­ción.

Cual­quier ve­ci­no pue­de co­mu­ni­car­se de ma­ne­ra gra­tui­ta al 0800-­5555-­6864 pa­ra de­nun­ciar a los in­frac­to­res.

Uno de los men­to­res de la pro­pues­ta, Fa­bián Nie­ves, acla­ró tiem­po atrás que “es­ta ini­cia­ti­va no pre­ten­de erra­di­car la ven­ta de pi­ro­tec­nia, si­no es­ta­ble­cer un gru­po de ar­te­fac­tos que por su po­der de es­truen­do (bom­bas), son re­al­men­te no­ci­vos pa­ra cier­to sec­tor de la co­mu­ni­dad, y que, mer­ced a un acuer­do so­cial, los co­mer­cian­tes se com­pro­me­tan a sa­car­los de sus ca­tá­lo­gos o es­ca­pa­ra­tes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.