Locales

Pánico, Gas lacrimógeno en los Corsos Barriales: Los más afectados fueron los niños y comparseros

Fue alrededor de las 2:30 de la madrugada, cuando ya solo faltaban desfilar siete agrupaciones. Las emanaciones generaron caos y corridas, y una treintena de personas fueron hospitalizadas, entre ellos muchos niños y mujeres embarazadas.

La primera noche de los corsos barriales, que se realizaron anoche en el Bañado Norte, finalizaron antes de lo previsto y con serios incidentes.

Pasadas las 2:30, en cercanías de Armenia y Santiago del Estero, se produjo una emanación de lo que se conoce como “gas lacrimógeno”, cuyos efectos en las personas pueden ir desde dificultas para respirar, como irritación en los ojos y rostro.

La emanación del gas genero caos entre el público y corridas de personas que intentaban huir de los efectos del fluido. Los más afectados fueron los niños, muchos de los cuales se perdieron de sus padres entre las corridas, que los buscaban desesperados en el desorden.

La situación empeoró cuando las ambulancias intentaban hacerse paso entre la gente, ayudados por la policía, para llegar hasta el lugar donde estaban los afectados. Al menos tres de los vehículos de asistencia fueron apedreados, ya que muchos de los asistentes entendían que el gas había sido arrojado por la policía.

Casi una treintena de menores fueron hospitalizados. Muchos mayores afectados también se trasladaron a ser atendidos, aunque en autos particulares que se aprestaron a ayudar en medio del caos.

En el Hospital Pediátrico fueron atendidos 20 menores, otros 6 en el hospital Vidal y 5 en el Hospital Escuela. Además hubo información de que al menos dos mujeres embarazadas fueron trasladadas al Vidal.

“Lo llamativo del caso es que previo a la emanación del gas no hubo ningún incidente que amerite este tipo de situación. Se está investigando, se inició una causa judicial para determinar efectivamente que fue lo que ocurrió”, indicó a LT7 Corrientes sobre lo ocurrido el Jefe de Policía, Felix Barboza.

“La policía no intervino en ningún incidente en las cercanías ni en el momento del hecho. Tampoco hubo ningún incidente ni pelea en ese momento previo al episodio. Presumimos que pudo haber sido un particular el que arrojó el gas. Desconocemos con qué propósito”, agregó el Jefe de Policía.

Luego de que pudiera controlarse el caos, iniciaron las investigaciones y en el lugar fue incautada una vaina de lo que sería la granada de gas lacrimógeno. Según informó Barboza, es un elemento que no utiliza la policía, ni tampoco sería de uso particular.

La investigación de lo ocurrido está a cargo del fiscal Gustavo Robineau, quien será el encargado de tratar de dilucidar los detalles de lo ocurrido anoche en el barrio Bañado Norte.

fuente: LT7

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close