Germán Soto es docente de la Escuela Técnica “Fray Luis Beltrán”, fue invitado por el presidente Mauricio a compartir el almuerzo del 25 de Mayo en la residencia presidencial de Olivos. Alrededor de 500 personas almorzaron en el día patrio. Aclaró que se trató de una invitación institucional no política.

Almuerzo patrio ofrecido por el presidente

Esta mañana, en Equipo de Noticias, comentó que lo llamaron el jueves a la mañana, “se comunica conmigo el titular del Instituto Nacional de Educación Tecnológico, que manda los recursos a las escuelas Técnicas. Tengo una relación estrecha porque muchos de mis videos y trabajos se reparten en los establecimientos y ellos me nombran representante. Me comentan que quizá me llamen desde el ministerio de Educación”.

“Cerca de las 6 de la tarde me habla gente de presidencia y me dicen que manejan los nombres de cuatro docentes de todo el país que quedamos elegidos. Me mandan los pasajes pusieron auto para mi, me fueron a buscar, la verdad que me divertí”, prosiguió.

La invitación sugerida era de 11 a 14, “mi chofer me vino a buscar y me encontré con otros docentes”.

Soto con la primera dama

Con respecto a la oferta gastronómica, dijo “no es el locro nuestro, el correntino. La receta original del plato del nordeste tiene otras particularidades que no incluye la pata de chancho y otra carne. Era como una cazuela de mondongo adentro de un zapallo”.

“Pensé que era una carbonada, averigüé y me dijeron que era el locro original con muchas legumbres y algunas menudencias”, menifestó y añadió que para tomar había vino, gaseosa, agua y de postre pastelitos, “buscaba la olla negra, no había, si una olla a vapor gigante. Vi humo, pero no era, se trataba de vapor”.

Junto al ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología Alejandro Finocchiaro

“Fue interesante la gente que estaba, un club de abuelos tuvo el privilegio, los Granaderos llevaron la invitación, los convocaban , fueron en una combi y los únicos que ingresaron a la residencia que es grande como el predio del Hogar Escuela”, expresó Soto.

En cuanto a los asistentes al convite, había embajadores, ministros, gente de comedores comunitarios, de diferentes religiones. “Yo llevé un sobre de pedido de CARIDI, donde tambien trabajo. Le entregué a la primera dama (Juliana Awada), donde solicitamos la ampliación del centro terapéutico”.

Con la ministra Patricia Bullrich

Por último destacó que la experiencia fue muy agradable, “la primera dama atendió a todos.El presidente dio un mensaje cortito, estaba programado una conversación pero no surgió porque se fue a un asado con un grupo de obreros”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.