Nacionales

El emprendedor que juntó US$ 2,2 millones a través de Twitter para fabricar chipá fue recibido por Mauricio Macri

El Presidente se enteró del proyecto leyendo Clarín y rápidamente convocó al empresario Pablo Ricatti.

La historia del empresario de la panificación que a través de una “vaquita” en Twitter juntó 2,2 millones de dólares para armar una fábrica de chipá apto para celíacos escaló a niveles impensados.

Clarín publicó la noticia sobre el emprendimiento de Pablo Ricatti en su edición de este domingo. Este lunes a las 9.45 de la mañana -más o menos a la misma hora que se conoció la noticia de que un hombre quiso entrar con una pistola Magnum 44 a la Casa Rosada- Ricatti ingresaba también a la Casa de Gobierno, pero para sentarse a conversar con el Presidente Mauricio Macri.

“Macri se enteró del proyecto leyendo el diario, no es que le mandaron un recorte de prensa o un link, y me llamó a la mañana para ver si lo podíamos ubicar a Ricatti, porque quería conocerlo y saber más del proyecto, así se armó la reunión” le dijo a este diario Mariano Mayer, Secretario de Emprendedores y PyMEs.

La reunión, contó Ricatti, duró cerca de 45 minutos. “Macri me preguntó por mi empresa actual, dedicada a la fabricación de panes para pancho y hamburguesas, le conté que teníamos un “pancho index” donde vamos reflejando la actividad, y también me consultó por las ventas. Se sorprendió cuando le dije que durante los últimos ocho meses no habíamos tocado los precios y me preguntó cómo había hecho. Le dije que habíamos trabajado mucho para mejorar la productividad y bajando costos”. También le contó que le está sacando el jugo a la ley pyme, que le permite pagar el IVA cada 90 días y aplicar a otros impuestos lo que le retienen por el impuesto al cheque.

El “pancho index”, que arrancó en 100, tocó un pico de 130 puntos en octubre de 2017 y hoy está en 66, le cuenta Ricatti a Clarín.

El proyecto de este emprendedor empieza por montar una fábrica de chipá, pero espera escalar hacia otros alimentos e incluso convertirse en una suerte de hub de productos, propios y de otros proveedores, y poder venderlos directamente al consumidor final a través de un market place on line.

Ricatti consiguió juntar a 360 socios que en total aportaron US$ 2.225.490 para el proyecto. Hubo quien aportó solo 150 dólares y otro que puso US$ 84.000. En promedio, US$ 6.181 por persona.

Ricatti insistió en el hecho de que había que buscar mecanismos más ágiles para que se puedan movilizar los miles de millones de dólares que hoy están depositados en los bancos a una tasa anual menor al 1%, y que por ahora solo se pueden prestar a empresas vinculadas al sector exportador.

El secretario Mayer le dijo a este diario que el proyecto de Ricatti puede complementarse con los de varios emprendedores del sector alimentos, que encuentran una barrera importante para crecer cuando tienen que resolver la distribución de sus productos.

fuente:clarin

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close