Efectivos de la División Anti arrebatos fueran denunciados por un secuestro y robo, el Comisario Mayor, Marcos Toledo, puso a consideración su pase a disponibilidad y fue trasladado.

Según lo confirmado por el comisario General Cesar Fernández a Equipo de Noticias, Toledo fue trasladado a la Unidad Regional Nº 6 de Ituzaingó donde va a prestar servicios por orden del Jefe de Policía de Corrientes.

“Se investigan los hechos, tanto por parte de la justicia como el servicio interno policial que cuando hay una una denuncia penal, siempre se investiga en forma paralela administrativa”, dijo Fernandez.

Es grave la situación y se procedió a los sumarios administrativos.

Vale mencionar que un hombre denunció que fue víctima de una privación ilegítima de la libertad y posterior robo de dinero por parte de maleantes que circulaban en una camioneta blanca, sin patente. Con el paso de los días y la ayuda de un efectivo policial allegado a su familia, descubrieron que los presuntos autores del asalto y secuestro serían nada menos que miembros de la Policía de Corrientes.

A fines del mes de mayo, los ocupantes de una pick up blanca, vidrios polarizados, sin chapa patente colocada, interceptaron en horario de la noche a un hombre en la avenida Chacabuco, próximo al club Juventus.

La víctima dijo que lo obligaron a subir al vehículo para ser llevados hasta una zona descampada cercana a la laguna Pampín, en la continuación de la avenida Presidente Raúl Alfonsín, aproximadamente a la altura del barrio Lomas.

En ese sitio, lo “apretaron” y le sustrajeron dinero en una suma que oscilaría los 7.500 pesos y también un teléfono celular. Después, sin más, lo dejaron abandonado a su suerte, según la versión que posteriormente se animó a contar, a sabiendas de que los autores serían policías.

 

Con texto de diario época

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.