En plena siesta del viernes 3 de mayo, la Policía halló al hombre que escapó desnudo del Hospital Escuela, centro de salud en el que fue internado luego de un accidente de tránsito en Santa Rosa, que le provocó la fractura de cráneo, y en el que los profesionales médicos practicaron una cirugía.

Se trata de Juan Carlos Falcón, de 44 años. Los uniformados lo encontraron escondido en una caseta de gas en un domicilio particular – Bolívar 954 -. Si bien se encontraba sano y lúcido, se hallaba confundido y desorientado.

El hombre se refugió sin ropas en dicho lugar, manzana que fue ampliamente requisada por los efectivos de la fuerza del orden, incluso con la ayuda de drones.

“La Policía localizó sano y salvo a Juan Carlos Falcon, paciente del hospital escuela que se había escapado luego de una operación. Celebramos su encuentro y felicito a toda la policía por su dedicación y compromiso”, señaló el Ministro de Seguridad, Juan José López Desimoni en su cuenta de twitter.

Increíble historia

El jueves 2 de marzo, Falcón  llegó al Hospital Escuela con un golpe en la cabeza tras un accidente de tránsito. Fue operado con éxito pero luego de la cirugía, mientras era llevado para que se le realizara una tomografía, escapó a la carrera, trepó a un árbol, subió a un techo ubicado por encima de la reja perimetral del nosocomio y, desde allí, saltó a la calle. Luego se lo vio deambulando desnudo por el centro.

Sólo un rato después de la desaparición, circularon por las redes pedidos de solidaridad para ubicarlo.

En Equipo de Noticias (Radio LT7 Corrientes AM 900), el director del Hospital Escuela, Salvador González Nadal, indicó que “el paciente llegó del interior, después de un accidente, con un golpe en la cabeza. Presentaba un hematoma. Se procedió al proceso quirúrgico para drenar el hematoma con éxito y, cuando iba a ser llevado a la zona de tomografías para hacerle un control, el paciente se escapa hacia la zona de la entrada por Rivadavia, que por la tarde permanece cerrada”.

“Detrás, fue el personal de vigilancia y de tomografía”, relató el director del Hospital y agregó que, tras correr, el hombre “trepó a un árbol que da sobre el auditorio, se sube al techo del auditorio y de ahí se descuelga hacia la calle Rivadavia”.

Como el acceso estaba cerrado, el personal del hospital debió dar la vuelta para tratar de ubicarlo, aunque ya sin éxito. “Se le perdió el rastro y se avisó a la Policía”, comentó González Nadal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.