Armanda Eller, una mujer de 35 años, fue rescatada de una isla de Hawaii después de estar desaparecida durante 17 días, desde el pasado 9 de mayo.  Cuando la encontraron, había perdido siete kilos y sufrió una fractura en su pie.

Fueron más de dos semanas que pasó en un bosque en Maui, hasta que un equipo de rescate la vio desde un helicóptero el viernes 24 mayo, alrededor de las 15.45, cerca de un embalse en la Reserva Forestal de Makawao.

Según los rescatistas, Eller estaba de muy buen ánimo y estaba en buen estado de salud, a pesar de que había perdido 7 kilos, estaba muy deshidratada y había sufrido una fractura en uno de sus pies.

Armanda Eller, encontrada el 24 de mayo.

Después de que su novio denunció su desaparición, una página de GoFundMe configurada para encontrar a Amanda recaudó más de 76 mil dólares. La última vez que fue registrada por cámaras de seguridad fue el 8 de mayo, cuando la mujer que es instructora de yoga y fisioterapeuta apareció en un mercado de la zona de la Reserva.

Según declaraciones de uno de los rescatistas, Eller “caminaba descalza por el barranco, agitando los brazos”, para llamar la atención de las personas que la buscaban desde el helicóptero.

“¿Puedes creerlo? La encontramos. Nunca nos dimos por vencidos”, dijo Javier Cantellops, que a su vez publicó en la cuenta de Facebook: “Nunca perdimos la esperanza. Estamos tan felices de que nunca hayas perdido la esperanza. Muchas gracias”.

La mujer confesó cómo hizo para sobrevivir tantos días en el medio de la selva: para cubrirse del frío y para dormir, se cubría con hojas, mientras que para alimentarse, comía polillas.

John Eller, padre de Amanda, bromeó tras el encuentro: “Parece que perdió un poco de peso, tuvo un bronceado realmente bueno. Fue un viaje difícil. Fue su fortaleza mental y fortaleza, su creencia en sí misma, lo que la mantuvo en eso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *