Un hombre que fue abandonado en el baño de un aeropuerto pasó más de tres décadas sin saber quién eran sus verdaderos padres hasta que descubrió lo menos pensado.

Steve Hydes pasó 33 años sin saber quiénes eran sus padres biológicos luego de que lo hayan abandonado en el baño del aeropuerto de Gatwick. El hombre es conocido como Gary Gatwick, el nombre de la mascota del aeropuerto, cuando lo encontraron en el baño de la Terminal Sur, debido a que junto a él había un osito de peluche con ese nombre.

Los expertos tomaron muestras de ADN y lograron descubrir quiénes son los verdaderos padres del hombre abandonado hace 33 años. Steve se encontró con que su madre murió antes de que tuvieran la oportunidad de reunirse. Pero el padre todavía vive, y también se enteró de que tiene hermanos que no sabían que Steve existía.

Steve Gatwick anunció la noticia a través de su perfil de Facebook y dijo: “Después de 15 años de búsqueda, me complace confirmar que con el arduo trabajo de los Genealogistas Genéticos, CeCe Moore y Helen Riding, hemos podido rastrear y confirmar a mi familia biológica. Desafortunadamente, mi madre biológica falleció, por lo que no puedo saber exactamente qué sucedió y por qué”, explicó.

“Sin embargo, he encontrado a mi padre biológico ya mis hermanos en ambos lados, todos ignorantes de mi existencia. Como pueden imaginar, este es un tema bastante delicado para todos los involucrados y muy nuevo para todos nosotros, pero quería aprovechar este momento para agradecer a todos por su continuo apoyo a lo largo de los años”, hizo su descargo Steve Gatwick cuando contó los detalles del encuentro.

Luego, aprovechó la oportunidad para agradecerle a los que lo habían ayudado durante todo el proceso: “El trabajo que hacen los Genealogistas es increíble y durante años han trabajado muy duro y es gracias a ellos que están resolviendo casos como el mío. Más personas se someten a una prueba de ADN todos los días y espero que esto y mi historia puedan ayudar a crear conciencia y evitar que otros bebés sean abandonados. Gracias a todos los que han participado y han ayudado con mi búsqueda”.

El 10 de abril de 1986, el asistente de ventas Beryl Wright encontró a Steve envuelto en una manta en los baños de mujeres de un aeropuerto, cuando estiman que tenía unos 10 días de vida. Steve estuvo en una larga búsqueda de su familia porque quería poder contarle a sus propios hijos sobre sus antecedentes y padres biológicos.

Luego de que lo encontraran, Steve fue adoptado por una familia con tres hermanas pero siempre sintió curiosidad sobre su pasado. Siempre guardó todo los elementos con los que fue encontrado: las mantas y el osito de peluche Gary Gastwick.

Fuente: Metro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.