Un hecho inconcebible vuelve a conmover a la sociedad en la ciudad de Goya. Según lo informa el colega Juan Cruz Velazquez, en B° San Ramón detuvieron el domingo a un sujeto acusado de abuso sexual con acceso carnal hacia su propia hija de unos 12 años. La víctima contó a una tía las vejaciones; el familiar no dudo en denunciar. El examen médico habría probado que la pequeña tiene abusos presuntamente de vieja data.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.