Sin categoría

Hallaron auto en el río que sería el usado en el robo de una caja fuerte en Virasoro

Fue encontrado por Prefectura en inmediaciones a la ciudad de Santo Tomé. El coche había quedado filmado por cámaras. Es por el caso que damnificó a un consignatario de Virasoro, quien perdió una suma que rondaría los tres millones  pesos.

 

El comisario Antonio Benitez en comunicación con Equipo de Noticias  que localizaron un vehículo con las mismas características del utilizado en el robo.

Además dijo que continúan con las tareas investigativas y agregó que el vehículo tiene una denuncia como robado en Buenos Aires.

Ayer, Pre­fec­tu­ra de­tec­tó un co­che flo­tan­do en el río Uru­guay, en zo­na de San­to To­mé. Se­gún se pre­su­me, es­te mis­mo au­to­mó­vil ha­bría si­do uti­li­za­do pa­ra lle­var la ca­ja fuer­te.

El ro­bo ha­bría ocu­rri­do du­ran­te el lu­nes a la ma­dru­ga­da, en el que un gru­po de mal­vi­vien­tes lle­ga­ron a un lo­cal de Go­ber­na­dor Vi­ra­so­ro ubi­ca­do por ca­lle Ma­nuel Ocam­po, en­tre Fer­nan­do Blan­co y Fe­rré.

Una vez allí, for­za­ron un por­tón y lue­go una ven­ta­na pa­ra ac­ce­der al si­tio que apa­ren­te­men­te no es­ta­ba pro­vis­to de alar­ma, cá­ma­ras o al­gún otro sis­te­ma de se­gu­ri­dad.

Lue­go de ha­cer una bre­ve re­co­rri­da, los la­dro­nes se en­con­tra­ron con una ca­ja fuer­te en la que ha­bía pe­sos, re­a­les, dó­la­res pe­ro ade­más una se­rie de che­ques.

No só­lo eso, tam­bién ha­bía do­cu­men­ta­ción su­ma­men­te im­por­tan­te pa­ra el con­sig­na­ta­rio dam­ni­fi­ca­do: tí­tu­los de pro­pie­dad de ca­mio­nes, mo­tos y otros pa­pe­les.

De al­gu­na for­ma la ca­ja fuer­te lo­gró ser re­mo­vi­da y fue lle­va­da a un ve­hí­cu­lo.

Se­gún es­ti­ma­cio­nes ex­tra­o­fi­cia­les, por el pe­so del ar­te­fac­to de se­gu­ri­dad es im­po­si­ble que una per­so­na pu­die­ra lle­var­la por sí so­la, por lo que al­gu­nas es­pe­cu­la­cio­nes se­ña­la­ron que los de­lin­cuen­tes ha­brí­an si­do seis apro­xi­ma­da­men­te.

Ho­ras des­pués lle­gó la víc­ti­ma de es­ta his­to­ria, quien al ver los evi­den­tes sig­nos de ro­bo lla­mó a la Po­li­cí­a, dan­do ini­cio a los pe­ri­ta­jes co­rres­pon­dien­tes.

Al­re­de­dor de las 9 del día se­ña­la­do, se pi­dió la asis­ten­cia de la Mu­ni­ci­pa­li­dad pa­ra re­gis­trar las cá­ma­ras de se­gu­ri­dad que la Co­mu­na tie­ne en la ciu­dad.

 

Con texto de época

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close