Uno de los mas visitados centros de compra de Paraguay está sufriendo nuevamente el avance de las aguas del río Paraguay. En medio de ese caos, el ingenio paraguayo no deja de asombrar.

Afectados por la crecida, quienes tienen auto convierten canoas en balsas para poder trasladar sus vehículos a Formosa u otra localidad paraguaya.

Alberdi e encuentra aislada; es una isla en medio del río Paraguay que no deja de crecer. Para conectarse quienes tienen autos deben trasladarse a través de canoas o balsas (conformadas por dos canoas) hasta tierra seca y este método de “subsistencia”  se convierte en riesgoso para la vida de quienes lo hacen.

La situación del lado argentino en Formosa tampoco es buena. Parte de Costanera formoseña esta cerca a quedar bajo agua y se generan muros de contención a la espera de que el río no llegue a los 10 metros. Clorinda, Nanawa, Puerto Elsa y Pilagá son las zonas más complicadas a ambas orillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.