El 1 de agosto marca desde el punto de vista climático un cambio, un proceso de cíclico que se da entre el final del invierno y el inicio de la primavera, es el momento en el que se considera que la enfermedad es uno de los males que acecha no sólo al cuerpo sino a la mente. Con esta explicación comenzó el Licenciado José Humberto Miceli, antropólogo y Director General del Gabinete de Investigación Antropológica (GIA) al explicar a 7Corrientes porqué se toma cada 1 de agosto la tradicional caña con ruda. 

Las causales de las enfermedades son ciertas cosas malignas que andan flotando por la naturaleza, por los bosques, por el aire;  entonces para que el cuerpo no se encuentre desprevenido hay que alimentarlo interiormente. Así es que surge el ancestral preparado de los tres sorbos (en ayuno) de caña con ruda. Esta se prepara con alguna bebida espirituosa (de grandes concentraciones de alcohol): caña,  ginebra o whisky en las que se colocan tres cogollos (brotes de la planta) de ruda macho (Ruta graveolens) “que suele ser muy tóxica, hay que tener mucha precaución con la dosis que se debe colocar dentro de la bebida espirituosa”, aseveró el antropólogo. 

El ritual 

El preparado tiene todo un ritual. Se prepara tres días antes del 1 para consumirlo temprano.  

Se lo deja al sereno “en un techo para que el frío de la noche la oree, la limpie, le cargue de poder y de bendición, y de súplicas. Una súplica sagrada”, comentó el Licenciado a lo que agregó: “ antiguamente se creía y aún hoy quienes continúan con la elaboración de este preparado  lo creen, es que el sereno despierta el poder de la pora ( fuerza) que tiene la ruda”.  

Así, se despierta esa suerte de espíritu y eso es lo que ahuyenta todo lo negativo que anda dando vuelta por el ambiente ( según las creencias que no se ven pero que circulan entre nosotros).  

“Es un protector para evitar enfermedades del cuerpo y del espíritu y éstas son herencias que vienen de antes del medioevo europeo occidental y también es guaranítico ya que se considera que el individuo no solo es organismo -espíritu- sino que también es poder, fuerza”, agregó al momento de reclamar que: “  Hoy todo se redujo al hecho de tomar la caña nomás pero hay que conocer el significado de todo este proceso”. 

Pero, no sólo se utiliza la caña con ruda para limpiar el cuerpo y el espíritu. Los sahumerios ( que generalmente se preparan en Semana Santa con plantas energéticas, una de ellas la ruda) sirven para esparcir el humo en el ambiente de la casa y (antes) se hacían rezos para bendecir la casa y a quienes la habiten.  

Además, el antropólogo aseveró que no es necesario que se tome en una bebida espirituosa. “Hay personas que se hacen lavados con el agua porque limpia el cuerpo y así lo protege. Se dejan reposar las hojas de la ruda macho y se hacen baños o también se toma té de ruda; son varias las formas en las que la gente busca protegerse de la enfermedad que acecha a los próximos meses”, graficó. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.