Un vecino contrató a la mujer para limpiar su casa. Pero sus intenciones eran otras. Cuando estaba trabajando, abusó de ella.

La crisis económica que está viviendo el país se siente mucho más en las personas que no tienen empleo. El hecho de conseguir un trabajo o una “changuita” siempre ayuda. Es por eso que cuando un vecino le propuso limpiar una casa, no lo pensó mucho y aceptó. Pero todo terminó de la peor manera: abusó de ella.

Inocentemente, la joven que tiene tan solo 17 años, aceptó el trabajo que el vecino le ofreció. Ella pensó que su vecino era una buena persona, alguien honesto que la quería ayudar. Lo único que tenía que hacer era limpiar la casa. Pero la propuesta del hombre venía acompañado de horribles segundas intenciones.

La vivienda se encuentra ubicada en la localidad Joaquín V. González, en Salta. Mientras ella limpiaba, contó la joven, el hombre de unos 60 años, se la insinuaba. Literalmente le dijo que “quería que sea su novia”. Automáticamente ella dijo que no, pero eso a él no le importó. Fue entonces que aprovechó la oportunidad y abusó de ella, manosearla en diferentes partes de su cuerpo. Después la encerró para ir a comprar comida.

Cuando el hombre regresó, la obligó a comer con él. Finalmente a la adolescente se le permitió volver a su casa, pero bajo la condición de que no le cuente nada a nadie. Ni bien llegó a su casa, la joven le contó todo a su madre. La secuencia fue difundida por La Gaceta de Salta.

Juntas efectuaron la denuncia en la Policía local. El vecino fu imputado por el delito de abuso sexual simple. Gonzalo Gómez Amado es el fiscal a cargo de la investigación. El hombre se encuentra detenido y será indagado en estos días.

Fuente: TN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *