Sin categoría

La nueva estafa: “Ganaste el Telekino”

Un peón rural de Córdoba fue estafado por delincuentes que le hicieron creer que había ganado el Telekino. La víctima, de 40 años, les terminó girando 100 mil pesos y perdió todos sus ahorros.

“¡Ganaste el Telekino: 150 mil pesos son tuyos!”, le avisaron dos semanas atrás a Emilio Bertuol, la víctima. Bertuol, un formoseño radicado en la zona rural de Oncativo, en el departamento Río Segundo, tomó su Zanella 50 cilindradas y manejó hasta el cajero más cercano (a 16 kilómetros de su casa) para cobrar el premio.

Al llegar a la sucursal del Banco Nación de Río Segundo, la víctima volvió a comunicarse por teléfono con el estafador, quien se identificó como M. C. G. (el nombre completo está en reserva porque no está claro que se trate de una identidad real), de profesión abogado, y le indicó los pasos a seguir. El trámite sería sencillo, le prometió: en 15 minutos terminaría todo.

“Me fue confundiendo con claves, datos, papeles…”, le explicó al diario La Voz Emilio, quien siguió las indicaciones al pie de la letra e incluso le envió a G. las copias de los tickets que el cajero le iba entregando.

“Listo. En una semana vas a tener el dinero en tu cuenta. Felicitaciones”, le dijo la voz del otro lado del teléfono. Y colgó.

Unos días más tarde, impaciente por cobrar el premio que aún no aparecía, Emilio volvió al banco. Recién allí, frente a uno de los empleados de la sucursal, se dio cuenta de que le habían hecho el cuento del tío.

En realidad, lo que la víctima hizo fue sacar un crédito de 100 mil pesos y en la misma operación girárselo a su estafador en dos transferencias de 50 mil pesos cada una, a distintas cajas de ahorro. Ahora tiene 72 meses para devolverlo en cuotas de casi 5 mil pesos, que tendrá que empezar a pagar en mayo.

“Pensaba usar el premio para mejorar mi casa”, se lamentó Emilio, quien por su trabajo en el campo gana alrededor de 10 mil pesos por mes. En Oncativo vive junto a su pareja embarazada y a otros dos hijos.

Mariano Ludueña, su abogado, aseguró que Bertuol no tiene dinero para hacerse cargo del crédito y se quejó por la facilidad con la que se lo otorgaron.

Además, hizo una denuncia en la Fiscalía de Río Segundo, a cargo de Patricia Baulies, quien ya está investigando la estafa. Entre otros puntos, se intenta determinar si las cuentas de CBU a las que se hicieron las transferencias corresponden a personas reales o se fueron abiertas con nombres ficticios.

También quieren establecer si los estafadores tenían el dato de que la víctima estaba bancarizada y podía acceder a un préstamo o llegaron a él de casualidad.

 

Palabras claves
Back to top button
Close
Close