DestacadosPolítica

La poca memoria de los liberales

 

Pocos entendían en el Partido Liberal el acuerdo político con el kirchnerismo correntino. La explicación quizá estaba fundamentada en la necesidad de obtener cargos de la mano y los votos del peronismo aunque, claro está, nadie en la cúpula celeste jamás lo admitió. Y en el marco de esta alianza contra natura, el histórico partido de Torrent quedó casi vacío y quienes no pensaron igual a las autoridades se alejaron y formaron su propia fuerza política o fueron severamente sancionados. Pero ahora, cuando el justicialismo no tiene asegurado ni siquiera el sello partidario para las elecciones del 2 de junio, los popes del PL parece que admitieron que por años estuvieron del lado equivocado. O les falla la memoria.

La ideóloga del acuerdo entre liberales y justicialistas fue la ex legisladora Josefina Meabe de Mathó. Su decisión catapultó a varios de sus cercanos dirigentes, tal el caso de Ana María “Any” Pereyra primero a la viceintendencia de Capital y luego a un escaño en la Cámara de Diputados de la Provincia. A los cargos en el Ejecutivo Municipal y en el Legislativo hay que agregar el partidario: es la actual Presidente.

El populismo kirchnerista y el conservadurismo liberal eran el agua y el aceite. Por lo menos así lo interpretó Pedro Cassani.

El populismo kirchnerista y el conservadurismo liberal eran el agua y el aceite. Por lo menos así lo interpretó Pedro Cassani. Ante la imposibilidad de disputar en la interna del partido un acuerdo con Encuentro por Corrientes (ECO), alianza oficialista liderada por el radicalismo que suma entre sus filas a varias fuerzas de raigambre política similar a la de los celestes, se fueron del PL. Así nació Encuentro Liberal o Encuentro en Libertad (el nombre cambia ya sea usado en el ámbito provincial o en el federal) y significó la gran sangría de dirigentes que dejaron el centenario partido para sumarse a la novel fuerza.

Pero no fueron los únicos que cuestionaron el acuerdo con el kirchnerismo. Entre otros, la intendente de San Cosme, Verónica Morales Maciel, también se sumó a ECO pero sin dejar su afiliación liberal. Fue suspendida por las autoridades celestes.

La alianza con el Partido Justicialista provocó una sangría de dirigentes liberales que conformaron una nueva fuerza política: ELI.

El viernes 15 de marzo de 2019, ECO+Cambiemos dio el puntapié inicial rumbo a las elecciones del 2 de junio. Al escenario subieron las principales figuras de los partidos que integran la alianza gobernante. Y entre el público los dirigentes más encumbrados. Y allí se los vio a los mismos liberales que sólo hace un tiempo defendieron el acuerdo con el kirchnerismo.

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close