Sin categoría

Los costos agrícolas subieron casi 14% en tres meses

Los costos agrícolas se incrementaron 13,8% entre marzo y junio con mayor impacto por los costos de labores y fletes afectados por el incremento de los costos de combustible más otro aumento en los insumos dolarizados, indica la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina.

 

Así lo afirmó el estudio que realiza en forma trimestral la Fundación y que publica como Índice Fada, conocido por medir la participación del Estado en la renta agrícola.

Según Fada, si se analiza la estructura de costos de los cultivos de acuerdo a la moneda en la que están expresados, se puede identificar que 59% de los costos de una hectárea de soja están estrictamente dolarizados mientras que el restante 41% están pesificados.

En el caso del maíz, como los fertilizantes y semillas tienen más peso que en el caso de la soja, los costos dolarizados ascienden a 62% de la estructura, mientras que los pesificados alcanzan 38%.

Al ser la soja el único cultivo con derechos de exportación, la participación del Estado en ésta es del 66,4%, mientras que en el maíz es del 40,6% en la medición de este junio 2018. Por esto, al haber menor cantidad de soja en el área sembrada, hace que baje el índice general.

En enero de este año, comenzaron a bajar un 0,5% por mes los derechos de exportación a la soja, por lo que pasó de a 30% en 2016 y 2017, a 27% en junio de 2018. La baja de 3% que lleva el 2018, representa unos 12 dólares por tonelada.

Calculado con el efecto de la sequía, el Índice Fada de junio 2018 marca una participación de los impuestos sobre la renta agrícola del 55,8%. Es decir que cada $100 de renta que genera una hectárea agrícola promedio, $55,80 se lo llevan los distintos niveles de gobierno. Este índice bajó en relación a la medición anterior, de marzo de 2018, que había arrojado un 64,1%.

Mientras que el promedio ponderado de cultivos a nivel nacional es de 55,8%, la participación del Estado en soja es del 66,4%, maíz 40,6%, trigo 39,8% y girasol 51,4%.

El economista Jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina, David Miazzo, explicó que el Índice Fada aún se ve afectado por la sequía: “Los cultivos de verano de esta campaña 2017/18 que está finalizando, sufrieron una grave sequía durante la etapa crítica de crecimiento y altas temperaturas y humedad hacia los momentos previos a la cosecha”. “Estos eventos climáticos provocaron caídas de rindes y pérdidas de producción que han generado efectos negativos sobre el productor agropecuario, pero también sobre las economías del interior y la macroeconomía del país”, señaló.

“Las pérdidas conjuntas de maíz y soja, totalizan las 26,2 millones de toneladas de granos, equivalentes a 935 mil viajes de camión menos y 8.283 millones de dólares. Aunque esta valuación se hace a precios actuales, también podría hacerse a los precios del año pasado, que son un 10% inferiores para los casos de soja y maíz”, consideró Miazzo.

FADA -Fundación Agropecuaria para le Desarrollo de Argentina- es una institución sin fines de lucro que elabora y difunde proyectos de políticas públicas. Sus investigaciones apuntan a “mejorar la calidad de vida de los argentinos con foco en el desarrollo integral de Argentina”.

 

Momarandú

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close