Ella Casano, de 12 años de edad, busca ayudar a los niños a sentirse un poco más cómodos cuando son hospitalizados y tienen que ver todos los cables que son conectados a sus cuerpos.

Una niña de 12 años de edad, que padece de una extraña enfermedad autoinmune que afecta su sangre, creó una iniciativa para esconder los sueros en hospitales infantiles utilizando ositos de peluche.

El 29 de marzo de 2018, la pequeña pero muy fuerte Riley Jadick, de 6 años en ese momento, fue diagnosticada con leucemia.

El proyecto “Medi Teddy”, que se ha hecho viral en las redes sociales, inició cuando Ella Casano tenía siente años, cursaba quinto grado y fue diagnosticada con una enfermedad llamada púrpura trombocitopénica idiopática, un trastorno que provoca exceso de hematomas y sangrado.

Su proyecto busca ayudar a los niños a sentirse un poco más cómodos cuando son hospitalizados. “Cuando tuve mi primera transfusión, me sorprendí y sentí un poco intimidada por la cantidad de tubos y equipo médico en mi poste para intravenosa”, cuenta la niña en su sitio web.

Para reducir el estrés que significaba ver todos los días los cables que se conectaban a su cuerpo, ella tomó un peluche que tenía, lo cortó y lo pegó encima de su gotero. A las enfermeras les pareció una idea genial, así que decidió que también les ayudaría a sentirse mejor a sus amigos de la clínica. Fue en ese momento en el que nació la iniciativa Medi-Teddy.

Actualmente, con ayuda de su madre, Casano se encuentra preparando la documentación para crear su organización sin fines de lucro, y lanzar una campaña en Go Fund Me para comenzar la producción de los primeros 500 Mini-Teddy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.