Si tenes poco tiempo, te lo resumimos:

  • El religioso había tildado de “calientasillas” a los dirigentes políticos.
  • Sobre el feminismo dijo que “si quieren ser igual a los varones, ¡laburen!”
  • Ayer pidió disculpas por sus dichos ante los movimientos feministas.

El jueves pasado el obispo de Catamarca, Luis Urbanc, había tildado durante una ceremonia religiosa a la dirigencia política como “calienta sillas”, y se dirigió a las mujeres diciendo: “las chicas ahora quieren ser iguales a los varones ¡Laburen! Agarren un martillo, una maza, un cortafierro, y van a ser iguales que los hombres y no se les va a caer nada”.

Organizaciones sociales realizaron una conferencia de prensa y leyeron un documento que denunció sus declaraciones, donde además acusaron que respaldó a los abogados defensores de curas acusados de abuso sexual.

A través de un comunicado de prensa difundido ayer, el religioso apuntó: “Debido a las repercusiones que causó algún pasaje del contenido de la homilía que pronuncié, considero necesario hacer alguna aclaración y pedir disculpas a quienes pude haber ofendido, y que se sientan agraviados”, dijo Urbanc.

“Si hubo palabras fuera de lugar, pido perdón. Igualmente, en el mismo contexto hice alusión, con cierto ardor, a los legisladores como ideas para concretar con alguna legislación. También les pido disculpas”, agregó el obispo.

Deja un comentario