Policiales

Piden perpetua para lesbianas asesinas

“Sádica”. Así definió Romina Tichiello a su excuñada Lorena Encinas, quien desde el miércoles 20 de noviembre enfrenta el juicio por el asesinato de quien en vida fuera su esposo, Gabriel Tichellio. Pero no está sola en el banquillo de los acusados. Muy cerca, con los abogados de por medio, se ubicó Miriam Jara, su expareja lesbiana. Se las acusa de haber pergeñado y perpetrado el homicidio del oficial penitenciario mientras dormía.  Buscaban deshacerse del hombre para encarar su vida amorosa sin obstáculos. 

Tichellio y Encinas, antes de que la lujuria lésbica derivara en asesinato.

A Lorena Encinas se la acusa de “homicidio doblemente calificado por ensañamiento y vinculación”. La carátula del delito para Jara es “homicidio calificado por alevosía”. En ambos casos, las condenas pueden ser a prisión perpetua.

El jueves 26 de julio de 2018, Tichellio almorzó con su pareja y fue a dormir la siesta. Estaba recostado sobre su espalda con el parental de la cabeza izquierda sobre su almohada. En pleno sueño recibió un poderoso golpe en la cabeza con una masa. Al primer impacto, que le quebró el cráneo, siguieron otros. De acuerdo a los indicios, murió entre las 15 y las 16. 

Miriam Jara.

La hipótesis que se manejan es que fue Jara quien asesinó a Tichellio. Mientras tanto, Encinas estaba en una plaza cercana junto a los tres niños que concibió en pareja con el infortunado agente penal.

Lorena Encinas.

Horas más tarde, cerca de las 21, las mujeres sacaron el cadáver en la Renault Kangoo, propiedad de la víctima, y abandonaron el vehículo en avenida Maipú cerca de su intersección con Ruta 12.

Jara y Encinas mantenían viva la relación lésbica en un perfil falso de Facebook en el que subían sus imágenes juntas.

“Teníamos una excelente relación con ella. Era un matrimonio joven, normal, que profesaba la religión Evangélica. Jamás pensé que ella podía tener una actitud sádica, una doble vida”, narró Romina.

Más adelante, solicitó que “estas mujeres paguen por la muerte de mi hermano. Que se haga justicia. Pedimos perpetua. Por mi familia”.

Jara y Encinas mostraban su romance lésbico en perfil adulterado de Facebook.

Por su parte Hermindo González, abogado querellante, aseguró que los hechos “son claros y probados”. El letrado dijo que, en caso de ser halladas culpables, el Tribunal puede llegar a condenarlas a reclusión perpetua. Y que esa será la pena que solicitarán.

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close