A las 7 de la mañana, un joven de 24 años de Barranqueras se encontraba en la baranda del puente en un estado de nerviosismo y con lágrimas en los ojos. La policía caminera calmó al hombre notablemente alterado que aseguró que tiene “problemas familiares”.

El aviso se realizó mediante las recorridas denominadas “Corredor Seguro” y el joven tenía intenciones de arrojarse al Puente General Belgrano. Los efectivos lograron tranquilizar al joven y lo trasladaron al centro de salud más cercano para continuar con su atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.