Si tenes poco tiempo, te lo resumimos:

  • Fueron atrapados cerca del paraje El Desmochado cuando transportaban marihuana.
  • El operativo lo llevó adelante la Policía Federal Argentina. Sin embargo, la fuerza del orden provincial ya estaba tras sus pasos.
  • Los uniformados prestaban servicios en dos localidades del norte correntino y fueron inmediatamente separados de la fuerza.

La juez Cristina Elizabeth Pozzer Penzo, titular del Juzgado Federal de Goya, procesó a dos policías quienes fueron apresados en la in­ter­sec­ción de la Ru­ta Provincial 27 y la Nacional 123, a la al­tu­ra del pa­ra­je El Des­mo­cha­do, cuando transportaban marihuana en el automóvil, un VW Gol de color gris, en el que se movilizaban. 

Los uniformados son un oficial ayudante y un cabo primero que prestaban servicios en la comisaría de San Carlos y en una dependencia policial de Ituzaingó. Fueron atrapados “in fraganti” hace un par de semanas (el 11 de julio) por efectivos de la Policía Federal Argentina, quienes lo investigaban por sus actividades narcos.

Al momento de ser detenidos, los policías llevaban el uniforme de la institución. La droga incautada es equivalente a unas 30 mil dosis y tiene un valor de $350.000.

 

“Son delincuentes vestidos de policías que deshonran la institución”

Luego del secuestro del estupefaciente y el arresto de los polinarcos (en el procedimiento también se apresó a un tercer integrante de la banda), el Ministerio de Seguridad de la Provincia ordenó que sean puestos en pa­si­vi­dad y se les ins­tru­yó un su­ma­rio ad­mi­nis­tra­ti­vo.

Precisamente, el titular de la cartera de Seguridad, Juan Jo­sé Ló­pez De­si­mo­ni, di­jo en ese momento que los efectivos de­te­ni­dos con la droga “son de­lin­cuen­tes ves­ti­dos de po­li­cí­as que deshonran la institución”.

 

En el procedimiento también cayó un tercer integrante de la banda narco. Pero éste último no formaba parte de las filas de la Policía correntina.

Un dato a tener en cuenta: López De­si­mo­ni había confirmado que “la Po­li­cía de Co­rrien­tes se­guía a es­tos dos fun­cio­na­rios e in­clu­so con co­no­ci­mien­to del Juz­ga­do Fe­de­ral”.

Datos periodísticos dan cuenta que, efectivamente, eran in­ves­ti­ga­dos por la Di­rec­ción de Asun­tos In­ter­nos y la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Dro­gas Pe­li­gro­sas y Cri­men Or­ga­ni­za­do de la Po­li­cía de Co­rrien­tes, que habían girado las ac­tua­cio­nes al juez fe­de­ral Juan Car­los Va­lle­jos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.