Un hecho al menos llamativo ocurrió anoche, cerca de las 20, en un local comercial de venta de ropas. Un hombre robó una campera que era exhibida en un maniquí, y se la puso para luego escapar corriendo.

Un vecino advirtió lo sucedido y avisó al dueño del comercio quien llamó a la Policía. Los efectivos policiales lograron demorar al joven a un par de cuadras, recuperando la campera.

El delincuente, que tenía antecedentes por cometer arrebatos, fue identificado como Ricardo Arriola (22 años).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.