Interior

Santo Tomé: suboficial de policía mató a balazos a su concubino prefecto

El hombre, de apellido Gales (42), era efectivo de la Prefectura Naval Argentina, estaba de vacaciones y hoy debía volver a su puesto de trabajo. El asesinato se produjo dentro de la casa que ambos compartían junto a su pequeña hija de 3 años.

Efectivos Policiales de la Comisaria de Distrito Segunda de Santo Tome, lleva a cabo labores investigativas en relación a un hecho en el cual un hombre identificado como Rubén Gales (de 42 años, funcionario de la Prefectura Naval Argentina), habría fallecido tras sufrir heridas compatibles con las producidas por disparos de un arma de fuego, presumiblemente tras haber mantenido previamente algún tipo de altercado con su pareja, una mujer identificada como Carina Cabral (de 32 años de edad, Suboficial de la Policía de Corrientes), quien se encuentra aprehendida y a disposición de la justicia, al igual que dos armas de fuego que se secuestraron en el lugar, entre otras cosas.

El hecho ocurrió ayer, alrededor de las 3:00, en un domicilio ubicado por calle Víctor Navajas a la altura del 1200 aproximadamente, de la ciudad de Santo Tome.

En el lugar, por causas y en circunstancias que se tratan de establecer, se habría producido algún tipo de discusión o altercado entre el ciudadano Gales y su pareja, durante la cual se registraron disparos de arma de fuego, resultando el ciudadano Gales con heridas en su humanidad que le produjo su deceso.

Con respecto a la cantidad de disparos, existe cierta discrepancia en la información, pero habrían sido entre siete y ocho, que le impactaron en el torax, brazos y la cabeza. Eso fue constatado por la policía al llegar al domicilio, donde encontraron el cuerpo, cerca del garage del domicilio.

En otro de los cuartos de la casa se encontraba Cabral, quien fue encontrada abrazando a la pequeña de 3 años, quien lloraba desconsoladamente.

“La mujer fue inmediatamente demorada como presunta autora del homicidio. En la casa había dos armas de fuego, calibre 9 milímetros, incautadas para las posteriores pericias. Sólo una sería la disparada”, indica época.

El portal DigitalSantoTomé indica por su parte que, según fuentes ligadas al caso, tras las primeras actuaciones legales de rigor y la autopsia correspondiente ordenada por el Juzgado de Instrucción a cargo de la doctora Marina Durand y la Fiscalía a cargo del doctor Facundo Cabral, se habría podido establecer que Gales recibió un total de ocho disparos de arma de fuego, de los cuales cuatro tenían orificio de entrada y salida y otros cuatro solo de entrada pero sin salida. A decir de las mismas fuentes, se recogieron en la escena del brutal asesinato un total de trece vainas servidas; la mayoría de ellas sobre la puerta de ingreso principal a la vivienda.

En esta misma línea, los informantes revelaron que se pudo establecer que se efectuaron disparos en el dormitorio de la pareja (lugar presumiblemente donde comenzó la discusión entre ambos), otro en el living comedor y manchas de sangre (de las manos) sobre las paredes del lugar, es decir en el dormitorio y en el living comedor. No menos revelador es que el vehículo de ambos se encontraba en el garaje estacionado y a su alrededor se constató rastros de sangre, lo que hace presumir a los investigadores que la víctima pudo haber corrido alrededor del rodado intentando escapar de su agresora. Del garaje a la parte de afuera de la casa había más machas de sangre hasta donde cayó Gales ya prácticamente sin vida a raíz de los disparos recibidos.

Gales estaba de vacaciones desde el dos de enero y debía regresar hoy a su puesto de trabajo, en una unidad de la PNA en la provincia de Buenos Aires.

La niña quedó al resguardo de una abuela y la policía fue llevada a una celda de la comisaría de la Mujer, a disposición de la Justicia.

La presunta autora del crimen, en ocasiones, cumplía servicios de vigilancia y custodia en el edificio de Juzgado y Fiscalía.

Gales era papá de otras dos hijas, una de 10 y otra de 15, que tuvo durante la relación sentimental con una mujer de la que se separó hace varios años.

La vivienda en la que ocurrieron los hechos de ayer fue levantada por el matrimonio tras la compra del terreno hace un par de años.

Por el caso, se procedió a la aprehensión de la ciudadana Cabral y al secuestro de varias elementos entre ellos, dos armas de fuegos, siendo puesto a disposición de la autoridad judicial intervinientes mientras se inició de oficio la correspondiente actuación sumarial, prosiguiéndose con las labores investigativas pertinentes.

fuente: LT7

Con información de Época y Digital Santo Tomé; imágenes: Impacto Corrientes

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close