Internacionales

Se lanzó de un puente con su hijo en brazos

Por problemas económicos Jessy Paola Moreno Cruz, de 32 años, decidió tirarse por un abismo de más de 100 metros de altura con su niño de 10 años en brazos.

Un estremecedor caso de suicidio ocurrido en la ciudad de Ibagué tiene conmocionado a Colombia. El miércoles 6 de febrero Jessy Paola Moreno Cruz, de 32 años, decidió lanzarse de un puente en construcción de más de 100 metros de altura con su hijo de 10 años en brazos, pese a los esfuerzos de familiares, psicólogos y policías de persuadirla. Todo quedó grabado en video.

El periodista judicial Juan Manuel Escobar grabó para la emisora Ondas de Ibagué la situación de angustia que se vivió la mañana de ayer en el puente La Variante. Familiares de la mujer y uniformados intentaron detenerla con súplicas. Uno de los agentes, incluso, trató de colarse por el viaducto de la estructura para llegar a ella y tomarla.

“Paola, por favor, no se lance. ¡Hágalo por el niño!”, se escucha en la grabación que le dicen a la mujer. Ello, mientras el menor de edad se trata de agarrar de una vara de metal. Testigos del hecho reportaron que el niño también suplicó a su madre que no lo hiciera, que no quería morir. Pero pese a los intentos Jessy Paola se botó del puente.

Al momento de la tragedia se escuchan los angustiosos gritos y el llanto de sus familiares y de los testigos del acto suicida. En las imágenes también se observa que uno de los uniformados que la vio caer se agacha en la mitad del puente a llorar, mientras otros policías tratan de consolarlo y lo abrazan. Tanto madre como hijo murieron del fuerte impacto.

Las autoridades confirmaron más tarde que, al parecer, los motivos del suicidio tendrían que ver con temas económicos. Jessy Paola Moreno Cruz era administradora de la Universidad Cooperativa, pero hacía meses no tenía un trabajo estable, por lo que fue desalojada de la vivienda donde residía con su pequeño, según el diario La Voz del Pueblo.

Jessy no tenía cómo pagar el arriendo y tampoco un sitio al cual ir, estaba durmiendo en la calle. Situación a la que se le suma una reciente ruptura amorosa. El alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, también confirmó que la mujer tenía fuertes deudas por cuenta de los ‘gota a gota’, prestamistas ilegales de dinero que tienen altos intereses y cobran bajo amenazas e intimidación.

“Tiene que ver con algo monstruoso que se está dando no solamente en Ibagué, sino en Colombia entera, que es el ‘gota a gota’ (…) No solamente extorsiona a la gente, no solamente les roba todo su trabajo, sino que lo intimida, lo amenaza de muerte. Inclusive, termina costandole la vida”, expresó el mandatario local a La Voz del Pueblo.

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close