A cualquiera se le puede ocurrir una mala idea, pero un joven del estado de Johor, al sur de Malasia, batió todos los récords. El adolescente intentó satisfacer sus deseos sexuales utilizando el caño del inodoro y terminó llevándose el susto de su vida: se quiso masturbar con la tubería de un baño, su miembro quedó atorado y sus padres tuvieron que dar el alerta a las autoridades. Afortunadamente, los bomberos acudieron al lugar y consiguieron liberarlo usando una sierra eléctrica.

El adolescente de 16 años, cuya identidad no trascendió, permaneció una hora en el baño intentando liberarse por sus propios medios, hasta que, por fin, se dio por vencido. Fue entonces cuando sus padres comenzaron a escuchar los desesperados pedidos de auxilio provenientes del baño. De inmediato, los dueños de casa dieron aviso a los bomberos acerca de la particular situación.

Según el oficial superior de la fuerza, Seniman Idris, los rescatistas arribaron al domicilio con una sierra para metales, con la que consiguieron cortar parte del caño. Sin embargo, el miembro del joven había quedado atrapado en un tubo metálico de unos 30 milímetros de grosor que la herramienta no conseguía atravesar, por lo que fue trasladado al Hospital Sultanah. Una vez allí, médicos y bomberos lograron liberarlo utilizando una sierra eléctrica circular.

Las imágenes del video pueden herir tu sensibilidad

fuente:TN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.