Si tenes poco tiempo, te lo resumimos:

  • Un par de delincuentes dispararon a quemarropa a un adolescente para robarle la motocicleta.
  • La Policía atrapó a los peligrosos malvivientes. Uno de ellos es colombiano y tendría antecedentes en su país por delitos vinculados con el tráfico de drogas.
  • En uno de los procedimientos, los uniformados hallaron motos robadas, rodados desguazados y más de 160 mil pesos.

La Policía de Corrientes atrapó a un delincuente colombiano acusado de balear a un joven para robarle la motocicleta. De acuerdo a fuentes consultadas, el peligroso malviviente ya contaría con antecedentes en su país de origen vinculados a hechos de sangre y narcotráfico. 


Quizás también te interese:


El sábado a la madrugada, dos delincuentes interceptaron a un muchacho de 16 años en el barrio Fray José de la Quintana, muy cerca del colegio polimodal “Medalla Milagrosa”. Para robarle la motocicleta le dispararon a quemarropa. El tiro tuvo orificio de entrada y salida en la zona toráxica, por encima del abdomen, del lado izquierdo cerca del corazón. Sólo por fortuna divina, el plomo no afectó algún órgano vital y el adolescente salvó su vida.

 

Si el muchacho hubiera recibido el disparo sólo unos centímetros más a su izquierda, habría afectado al corazón.

La investigación del hecho recayó en efectivos de la Dirección de Seguridad Metropolitana quienes el lunes 1 de julio encabezaron un allanamiento en una gomería ubicada por calle Medrano en el barrio Güemes. Allí se detuvo a uno de los presuntos violentos ladrones y se aprehendieron a otras tres personas que estaban en el particular negocio.

Es que allí los uniformados secuestraron varias motocicletas de dudosa procedencias (serían producto de robos), motopartes (de vehículos desguazados), televisores, equipos de música y $162.000. Ninguno de los arrestados pudo explicar el dinero encontrado ni justificar la propiedad o el origen de los rodados.

Pero, además, la Policía halló en la gomería dos armas de fuegos, sin registro alguno y listas para ser utilizadas y numerosas municiones.

 

Para la Policía, no hay dudas. El detenido, E. Cayeta de 22 años, fue uno de los dos malvivientes que balearon al adolescente para robarle la motocicleta. 

Un par de horas después, en un segundo procedimiento, esta vez en Cartagena y Las Piedras en el asentamiento conocido como “La Olla”, la Policía detuvo a quien sería el segundo sanguinario malviviente.

Se trataría de un colombiano, de apellido Arboleda Quiceno de 23 años. Según los investigadores, sería el autor material del disparo que por muy poco no mató al jovencito. 

En el marco de la investigación, uniformados hallaron que el delincuente oriundo del país cafetero tendría antecedentes en aquella nación. Y que los mismos estarían relacionados a delitos vinculados con el tráfico de estupefacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.