Los padres tienen la prohibición de acercamiento. Están a resguardo de sus abuelos. Los sacaron de Resistencia y los interceptaron en Curuzú.

No trascendieron los motivos de la causa. Un matrimonio está impedido por mantener acercamiento con sus cuatro hijos adolescentes, quienes están al cuidado de sus abuelos en Resistencia. Ellos fueron los que alertaron a la policía de que los chicos fueron llevados por sus padres violando la disposición de un juez. Alertaron a todos los controles de rutas y se pidió colaboración a sus pares de Chaco y las fuerzas federales. La familia fue interceptada en Corrientes cuando viajaban en un colectivo con destino a Buenos Aires.

El lunes 27 se conoció la información de que personal de la sección Curuzú Cuatiá de la Gendarmería Nacional realizó un procedimiento en la ruta de acceso a la localidad.

Interceptaron un colectivo de larga distancia. Con los datos sobre los menores que estaban siendo llevados por sus padres sin autorización judicial, comenzaron a registrar el coche y obligaron al matrimonio y a los  hijos bajar del micro.

Los gendarmes labraron el acta del procedimiento, apartaron a los chicos y se iniciaron las gestiones para su traslado a Resistencia y también a los padres, quienes deberán responder ante el juez de la causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.