Internacionales

Un bebé fue enterrado vivo por su madre, un perro lo encontró y lo rescató

“El perro estaba cavando una pila de tierra y las piernas del bebé emergieron”, relató el dueño de la mascota.

El tailandés de 41 años, Usa Nisaika, se sorprendió por los ruidos que empezó a escuchar. No identificaba del todo qué era lo que sucedía pero claramente dentro de todo ese barullo distinguía el ladrido de su perro Ping Pong. Salió de su casa y se dirigió hacia una plantación de yuca, de dónde provenía el ruido y allí se encontró con una imagen que nunca pensó encontrar: su mascota estaba desenterrando a un bebé, que estaba vivo.

“Escuché a un perro ladrar y a un bebé llorar en una plantación de yuca, así que fui a ver cómo estaba”, describió el hombre a los medios locales. Y detalló: “El perro estaba cavando una pila de tierra y las piernas del bebé emergieron”.

“Escuché a un perro ladrar y a un bebé llorar en una plantación de yuca, así que fui a ver cómo estaba”, describió el dueño del perro.

El episodio sucedió el mes pasado y desde entonces se investiga a la madre y a su familia. Al mismo tiempo los medios y los vecinos de la zona no paran de elogiar en cada rincón del país al perro salvador.

Según se explica en The Guardian, los movimientos del canino atrajeron la atención de los agricultores hacia un terreno en el que se trabaja la yuca, ubicado en la aldea de Ban Nong Kham, al noreste de Bangkok. Según el propietario de Ping Pong, la excavación de su mascota logró liberar las piernas del niño, lo que llevó a los testigos a terminar el rescate y trasladar al bebé a un lugar seguro.

El niño había sido enterrado por una adolescente de 15 años, cuyo nombre no trascendió. La joven era la madre del menor y, de acuerdo a su confesión ante las autoridades, admitió haber enterrado a su bebé. Explicó que había tenido un embarazo no deseado y que, por miedo a las represalias de su padre por quedar embarazada, tomó esa tremenda decisión

La joven era la madre del menor y, de acuerdo a su confesión ante las autoridades, admitió haber enterrado a su bebé.

La familia de la menor anunció que se harán cargo del chico, que fue declarado sano tras el rescate. La joven fue acusada por intento de asesinato por las autoridades. Sin embargo, el teniente coronel Panuwat Puttakam, de la policía de Cham Phuang, dijo que la policía estaba obligada a acusar a la niña por ese cargo, y que será interrogada en presencia de los trabajadores de servicios infantiles.

El oficial, señaló: “La niña está ahora bajo el cuidado de un psicólogo y sus padres porque tiene mucho miedo. Se arrepiente de lo que hizo y dijo que actuó por impulso sin pensarlo. Temía que sus padres se enteraran de que había estado embarazada “.

Ping Pong, el perro héroe, tiene seis años de edad y tras un accidente que sufrió hace unos años sólo puede usar tres de sus piernas. Su dueño dijo que crió al perro desde su nacimiento y confirmó que es una gran mascota.

“Ping Pong fue atropellado por un automóvil, por lo que está discapacitado. Pero lo conservé porque es muy leal y obediente, y siempre me ayuda cuando entro a los campos para atender a mi ganado. Es amado por todo el pueblo. Es increíble que haya encontrado al bebé”, señaló el hombre.

fuente:clarin

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close