Un colectivero correntino abandonó su recorrido para llevar a asistir a un joven que sufría un ataque de epilepsia. El servicio del 107 ubicado sobre Avenida Armenia pudo controlar al joven, reconocido trabajador del servicio de estacionamiento medido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.