DestacadosPoliciales

Una menor apareció semidesnunda en un auto y pedirán la imputación de un policía

Una menor de edad había aparecido con pocas ropas y desorientada en un automóvil luego de haber estado en un encuentro social del que participaron amigos y conocidos de la mujer. El vehículo pertenece a una docente. La joven, luego denunció que fue “abusada sexualmente”.

“Parte de sus indumentarias fueron encontradas sobre la reja de la casa de la maestra”, contó uno de los abogados querellantes de la causa, Gustavo Brierd.

La joven había relatado a su familia que ella se encontraba reunida en una vivienda y en un momento determinado se durmió tras haber consumido una bebida y que luego “no recuerda más nada”. Ese encuentro había sucedido el último 10 de octubre en la localidad correntina de Mburucuyá.

“La noche anterior un policía la buscó a su casa y no entendemos por qué no la volvió a llevarla” contó dicho letrado. El efectivo involucrado, identificado como Pablo C., fue llamado a declarar como “testigo sospechoso” ante el Juzgado de instrucción y Correccional de Saladas, a cargo de María del Carmen Marecco. El uniformado llegó a estar demorado, pero a las pocas horas recuperó su libertad.

Brierd también señaló que la familia de la supuesta víctima se encuentra “muy disconforme” con el actuar de la Justicia porque hay “una serie de diligencia que se hicieron en su momento y que ni siquiera se agregaron al expediente”. “Solicitaron entrevistas tanto con el fiscal (Osvaldo Ojeda) como con la jueza y no fueron atendidos”, agregó.

Luego, el abogado querellante indicó que a la menor le hicieron los correspondientes estudios médicos pero que nunca pudieron tener accesos a los resultados de los mismos. “Hay una demora bastante considerable” y “un hermetismo absoluto”, consideró. A su vez, reveló que la menor “quedó con problemas psicológico”.

Por el caso, también fue llamado a declarar como “testigo sospechoso” Augusto N. En el domicilio de este es donde se habría llevado adelante el encuentro donde participó la menor, que asegura haber sido “abusada sexualmente”. Según supo este medio, Augusto sería integrante de una familia “muy conocida” de Mburucuyá.

Los abogados querellantes pedirán la imputación de las dos “testigos sospechosos” que se presentaron a declarar, como así también de otras personas que habrían participado del encuentro.

fuente:radio2

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close