Una mujer dio a luz a una beba de 7 kilos

0

Joy Buckley, que había tenido problemas para concebir, aseguró que sintió que “dos camiones la atropellaban”. La nena se encuentra aun hospitalizada porque, a pesar de su peso, sus órganos no están lo suficientemente maduros.

Las noticias sobre recien nacidos no dejan de llamar la atención. Hace apenas unos días, en China, una mujer dio a luz a mellizos de padres diferentes, en un extraño fenómeno conocido como superfecundación. Ahora, en Nueva York (Estados Unidos) una bebé sorprendió a todo el equipo médico del Centro Arnot Ogden al pesar nada menos que 7 kilos.

“Sabía que sería grande pero no creí que fuese a pesar tanto”, aseguró Joy Buckley, su mamá, al New York Post. Acerca de la experiencia, la mujer confesó: “Fue bastante violenta. Se atascó debajo de mi caja torácica. Sentí que era atropellada por dos camiones”.

El nacimiento de Harper Buckey, a principios de marzo, requirió tres doctores y una cesárea. Además de sus 7 kilos de peso, la beba medía 59 centímetros, cifras que corresponden a un bebé de unos 6 meses. Así, se convirtió en la recién nacida más grande en la clínica en los últimos 30 años y aun resta saber si alcanzó este récord en la ciudad.

Debido a las complicaciones del parto, la bebé fue colocada en la Unidad de Cuidados Intensivos con asistencia respiratoria. Joy escribió en sus redes sociales que aun no fue dada de alta ya que, a pesar de su tamaño, sus órganos no se habían desarrollado correctamente.

En cuanto al estado de la mamá, afirmó que ya puede caminar. “Estoy tan aliviada de haberme sacado esa presión física. Me dijeron que dentro de mi vientre había líquido amniótico suficiente para dos personas”, detalló.

En las familias de la pareja existen antecedentes de bebés de mayor tamaño que la media –entre 2,5 y 4 kg, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos–. Esto puede deberse a múltiples causas, entre las que se encuentran la contextura física de sus papás o la presencia de diabetes u obesidad en la mamá durante el embarazo.

A Joy se le diagnosticó el trastorno hormonal conocido como síndrome de ovario poliquístico (SOP), que dificulta el embarazo al impedir la liberación regular de óvulos. Ella también tiene diabetes tipo 2. Después de muchos años intentando tener hijos, la pareja adoptó a una hija, Heaven, y luego la gran noticia en 2016 de que estaba embarazada de su primer hijo, Chase, que pesó 5 kilos al nacer.

El nacimiento de un bebé considerado grande (de más de 4 kg) se denomina macrosomía fetal y puede presentar inconvenientes de salud. De acuerdo a la Clínica Mayo, es difícil de detectar y diagnosticar durante el embarazo. Entre las complicaciones que puede provocar al recién nacido se encuentran un aumento del riesgo de lesiones durante el parto, niveles de azúcar en sangre menores de lo normal, obesidad infantil y síndrome metabólico. En el caso de Harper, su mamá contó que deberán hacerle una resonancia magnética para corroborar que no exista ningún daño cerebral producto de la falta de oxígeno durante el alumbramiento.

Comentarios
Loading...