La mujer dejó expresada su última voluntad en el testamento. El polémico caso generó un fuerte debate.

La dueña de una mascota tomó una polémica y terrible decisión: pidió que su perra sana fuera sacrificada y cremada para ser enterrada con ella, de acuerdo con el caso que trascendió en Estados Unidos.

La mujer había dejado expresada su voluntad en un testamento antes de morir. Y eso fue lo que ocurrió el 22 de marzo: Emma, una perra de raza shih tzu, fue sacrificada y cremada. Asociaciones protectoras de animales intentaron impedir el procedimiento, pero finalmente se llevó a cabo.

Según se informa, los trabajadores de un refugio de mascotas de Virginia, Estados Unidos, pasaron dos semanas tratando de convencer a las personas cercanas a la mujer muerta de que no cumplieran sus últimos deseos.

“Sugerimos en varias ocasiones que podrían ceder la perra, para la que podríamos haberle encontrado fácilmente un hogar”, lamentó Carrie Jones, gerente de Chesterfield Animal Services en Virginia, según la agencia Associated Press.

Finalmente el 22 de marzo Emma fue sacrificada, cremada, puesta en una urna y entregada al representante de la mujer muerta para su entierro definitivo.

En el Reino Unido, las mascotas sanas pueden ser sacrificadas por sus dueños, pero sólo después de un proceso de consulta con un veterinario y si no hay una mejor opción para el animal.

“A casi todos los veterinarios se les pidió que practiquen la eutanasia en mascotas sanas”, dijo un portavoz de la Asociación Veterinaria Británica.

“Las razones comunes para sacrificar un perro incluyen el mal comportamiento de la mascota, la mala salud del dueño y la mudanza a una propiedad que no es la adecuada para el animal”.

“Cuando se les presenta este escenario, los veterinarios guiarán a los clientes a través de un proceso de toma de decisiones racional y ético para llegar a una decisión que redunde en el mejor interés del animal, después de considerar cuidadosamente todas las opciones disponibles y las circunstancias de la mascota y el dueño”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.