Los choferes están en asamblea per­manente y reclaman la actualización de los salarios. Las medidas de ac­ción directa ya fueron definidas.

La tregua de unas sema­nas que se dio en la puja en­tre concesionarios del trans­porte público y la Unión Tranviarios Automotor (UTA), por el reconocimien­to de la escala salarial que rige para la Ciudad Autóno­ma y la provincia de Buenos Aires, podría llegar a su fin mañana y con ello la vuelta de las medidas de fuerza que tanto complican a la ciuda­danía.

Ayer Omar Correa, confirmó que el sector continúa en asam­blea permanente a la espe­ra de que el empresariado cumpla con el pago del 20% de aumento sobre los 16.000 pesos que corresponden, se­gún la escala nacional. “Si para el martes -por hoy- no se han generado los depósi­tos correspondientes lleva­remos a cabo las medidas de fuerza que ya hemos anun­ciado”, dijo el referente del sector.

En ese sentido destacó que han diseñado un plan de acción que incluirá dos tramos de corte del servicio, cada uno de cuatro horas. El primer iniciaría el miércoles a las 10 de la mañana y se extendería hasta las 14, y el segundo tramo comenzaría a las 18 y se extendería hasta las 22.

“Pedimos a los usuarios del transporte que com­prendan nuestra situación”, remarcó, y destacó que la medida será dada a conocer para que las personas pue­dan tomar las previsiones del caso.

Hoy es el cuarto día hábil de agosto y con ello vence el plazo de ley para la acre­ditación de haberes que tie­nen los empresarios, y con el de julio deberá empezar a reconocerse el acuerdo que no firmaron los conce­sionarios, pero que entró en vigencia por disposición del Ministerio de Transporte de la Nación ante la falta de en­tendimiento en la mesa de negociación. “En el caso de que el dinero sea deposita­do la medida no se llevará a cabo”, refirió el referente de la UTA a este medio.

Según detallaron desde el sector, la medida incluirá el paro de todas las unida­des en sus cabeceras, donde permanecerán sin actividad durante las cuatro horas es­tablecidas.

El conflicto del transporte genera desde fines del año pasado una gran cantidad de acciones directas en esta capital, todas relacionadas con el pago de salarios y la situación de los trabajado­res. Este año -solo en esta ciudad- se han dado más de seis jornadas con retención de servicio total o parcial, lo que da cuenta de la crítica situación del sector.

Fuente: Diario Norte

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.