La situación encendió la luz de alarma, no sólo en el ámbito carcelario, sino que también en el Gobierno y en la localidad de San Luis del Palmar, de donde es oriun­do.

ES la primera vez en el que la situación de contaminación con el mal afecta al ámbito carcelario correntino.

El hecho fue confirmado por Ricardo Cardozo, Minis­tro de Salud de la Provincia quien se refirió a la detec­ción del caso 32 de corona­virus en la provincia. ‘Confirmamos el caso de un paciente de San Luis del Palmar. Esta aislado desde el 8 de abril cuando comen­zaron los síntomas. Segui­mos investigando las posi­bles vías de contacto’, dijo el titular de la cartera de salud provincial.

El funcionario contagiado permanece en cuarentena en su domicilio, en la locali­dad de San Luis del Palmar, bajo custodia policial y mo­nitoreado por personal del Ministerio de Salud, in­formaron fuentes oficiales.

El efectivo, había presen­tado síntomas de la enfer­medad a principios de mes. ‘Se orientó primero el caso a la posibilidad de dengue, porque los síntomas son similares, pero luego se confirmó que es Covid 19’, explicó Cardozo.

El resultado del estudio fue confirmado oficialmen­te ayer pero la autoridad sanitaria aclaró que ‘se to­maron todos los recaudos desde el inicio mismo de las sospechas’.

Como resultado de esto, el último viernes, se activó el protocolo establecido en la Unidad Penitenciaria 1 de Condenados, ubicada en el centro de la Capital co­rrentina, cerca del Puente Interprovincial Chaco-Co­rrientes y donde están alo­jados unos 670 internos. El funcionario confirmó ade­más que el paciente ‘tuvo contacto laboral y por ello estamos haciendo el hiso­pado de todos’, al referirse, en principio a los 20 peni­tenciarios que estaban en servicio y que compartían turno el día en que se detectaron los síntomas en el pa­ciente.

En el contexto de las medidas de pre­vención, ayer, en horas de la mañana, las autoridades gubernamentales ordena­ron que 60 efectivos -entre ellos aquellos 20- sean ais­lados en un hotel del micro­centro de la Capital corren­tina.

Allí se les tomará mues­tras que serán analizadas para determinar si son por­tadores del mal que ya cau­só 124 muertos en el país.

En tanto, el Ministro de Seguridad de la Provincia, Juan José López Desimoni, explicó, durante una entre­vista en Radio Sudameri­cana, sostuvo que los peni­tenciarios que se hicieron el hisopado “están en un hotel a la espera de los resulta­dos, pero no todos están ahí porque algunos están cum­pliendo servicio”.

Evalúan nexo del contagio

Luego de una semana sin sumar casos positivos, el parte oficial del Ministerio de Salud Pública de la Pro­vincia consignó un nuevo contagio (el número 32), que es a su vez el primero en una localidad del inte­rior. Se trata de un joven oficial del Servicio Peni­tenciario de la Provincia que reside en San Luis del Palmar.

El director de Defensa Ci­vil de la localidad, Luis Co­rrea, en dialogo con NOR­TE de Corrientes, contó cuales fueron las acciones inmediatas que se llevaron a cabo: “se implementó el protocolo en un trabajo coordinado con epidemio­logía de la Provincia para tratar de identificar el nexo epidemiológico del conta­gio. Además se aisló a las personas de su entorno, tanto a familiares como a los integrantes del equipo médico que tomó contacto con él para realizarle los estudios y a todos se les realizó el hisopado corres­pondiente”.

Por otra parte, Correa señaló que “su familia está compuesta por cinco inte­grantes, incluido el agente penitenciario, por lo tanto son cuatro los que se rea­lizarán el hisopado, a esas personas se le va a agregar un grupo de personas que posiblemente hayan tenido contacto y a su familia así como el personal de salud que intervino”.

Según relató, el hombre tiene 30 años y aclaró que “no hay ninguna persona mayor dentro de su nú­cleo familiar ni personas con enfermedades que es­tén dentro del grupo de riesgo”.

Preocupación

La Red Provincial de De­rechos Humanos denunció ayer por medio de un co­municado que “el personal penitenciario afectado por coronavirus, estuvo en con­tacto con sus compañeros de guardia, con privados de su libertad, con perso­nal civil y médico mientras deambuló con síntomas febriles hasta su confirma­ción”.

“Habrá que determinar el circuito epidemiológico, asegurar hisopados a peni­tenciarios y presos, mejo­ramiento de las condicio­nes de detención, asegurar liberación de espacios para asegurar mayor distancia­miento social, mayor pro­visión de elementos de hi­giene, atención adecuada”, reclamaron los referentes del organismo.s

122 Efectivos fueron puestos en cuarentena preventiva. Algunos en un hotel céntrico de esta Capital.

Respecto de los pasos que se seguirán en relación a la población carcelaria, el titular de la cartera de seguridad informó que re­cién en las próximas horas se procederá a investigar si alguno de los internos de la unidad penal (ubicada frente al puente Belgrano) resultó afectado por el virus que produce la enfermedad conocida también como neumonía de Wuhan.

En este sentido, López Desimoni afirmó que “ma­ñana (por hoy) se iniciará con el protocolo con los in­ternos”.

En un primer momento se realizarán tomas de mues­tras por sectores, en la de­pendencia penitenciarias, para que luego se envíen a los laboratorios donde rea­lizan los estudios corres­pondientes. “Se iniciará el hisopado con veinte inter­nos, que son los del grupo de más riesgo’, sostuvo el funcionario.

Posteriormente se avan­zaría en igual procedimien­to hasta llegar a todas los internos.

En tanto, como medida preventiva, dispuso la sus­pensión de visitas a los de­tenidos -que hasta ahora era con una modalidad con­trolada- en todas las unida­des carcelarias provinciales con el fin de evitar la propa­gación de enfermedades.

Fuente: Diario Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *