La iniciativa nace de un corazón generoso que busca que las personas oriundas de Mantilla tengan un techo al que acudir cuando asisten a Capital para consultas médicas o trámites relacionados. En diálogo con diarioepoca.com, Federico Gómez, impulsor de este gesto, contó los detalles de esta propuesta y pidió colaboración para concluir la obra.

Federico Antonio Gómez tiene 65 años, dejó el cielo de Mantilla en busca de un futuro mejor y es así que llegó a Capital por trabajo. Consciente de lo que significa dejar los pagos sin nada más que unos cuantos pesos, gestó la idea de crear un albergue temporal para los mantillenses que necesiten un techo y comida mientras acompañan a sus familiares con problemas de salud o que necesitan realizar un trámite importante en la ciudad.

“Se trata de un proyecto sostenible, totalmente gratuito, para que los compueblanos puedan tener un lugar donde alojarse cuando vienen a Corrientes por temas de salud y otros trámites necesarios”, contó Gómez en diálogo con diarioepoca.com.

Este gesto tiene un antecedente que data de 2017, cuando Federico junto a otros 20 compañeros y amigos gestionaron la creación de un “Centro de residentes mantillenses” con el objetivo de que las personas mayores tuvieran un lugar cómodo donde quedarse.

A cinco años de aquel logro, ahora se propuso crear este albergue que coincidió con el tiempo de pandemia. Al respecto, Federico contó que si bien esta idea nació mucho antes de que aparezca el coronavirus, “durante este tiempo ayudamos a un montón de personas, sin pedirle nada a cambio le ofrecíamos nuestra casa y comida para que pudieran tener un lugar mientras esperaban fuera del hospital”.

El actual lugar de transito se encuentra en plena construcción. Se trata de un espacio donde funcionarán dos dormitorios, una cocina y un comedor, además del baño. También tiene un hermoso patio donde crece una huerta con plantaciones de lechuga, acelga, perejil, papa, albaca, cebolla, zanahoria, tomate, zapallo.

“Nos sentimos fortalecidos, entusiasmados, con ganas de terminar el proyecto”, sostuvo Federico quien además contó que el espacio ubicado en barrio Samela Sur (a 400 metros de Ruta 5 km 2.4) también tendrá una parrilla, y que todo está hecho de materiales reciclados.

Sin embargo, esta idea que no cuenta con ningún apoyo económico más que el de corazones martillenses generosos, necesita de un empujón con toda la colaboración que le sea posible a los correntinos. Para ello, quienes puedan ayudar con materiales de construcción, pueden comunicarse al 3795 318993 (contacto de Federico Gómez).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.