Policiales

Dijo que lo asaltaron piratas del asfalto: tenía los $ 3 millones enterrados en su casa

Sucedió en La Playosa, en el sur de Córdoba. El camionero quedó detenido por hurto. Había denunciado un supuesto robo sufrido en Salta. Su patrón, a un paso de echarlo.

En viaje hacia Salta, un camionero cordobés había sido abordado por un grupo de piratas del asfalto armados a la salida de una estación de servicio rutera en la zona de Rosario de la Frontera, de aquella provincia. En minutos, los delincuentes habían reducido a la víctima, que trabaja para una firma láctea, y le terminaron robando casi 3 millones de pesos.

Tras la denuncia realizada por el dueño del camión (y de una firma láctea) en la Unidad Judicial de Villa María, el pasado martes, los investigadores policiales cordobeses se pusieron rápidamente a trabajar. En Salta, en tanto, se había abierto otra causa.

Lo primero que hicieron los detectives cordobeses fue entrevistar a la víctima: el camionero.  Querían saber de su boca cómo había sido todo, dónde había ocurrido, de qué manera se habían movido los ladrones, qué habían hecho con él, entre otras cuestiones.

Como un castillo de naipes, la historia del robo pronto comenzó a caerse.

Es que, según señalaron fuentes oficiales, el trabajador del volante entró en serias contradicciones e incongruencias en su relato.

“(Había) varias incongruencias entre lo que decía el chofer como lo que había sucedido realmente. Se pudo establecer que el camionero mentía”, resalta un informe policial.

Así que fue que, finalmente, la Justicia villamariense dispuso una serie de allanamientos: uno de los operativos fue en la propia casa del camionero en La Playosa, localidad ubicada a pocos kilómetros de Villa María.

La Policía concretó el allanamiento y hubo grandes sorpresas.

Plata bajo tierra

Enterrado en el patio trasero de la casa se halló una conservadora.

Al abrirla, los policías se miraron entre sí. Allí dentro había una gran cantidad de fajos de billetes de 500 y de 100 pesos.

El monto total fue contabilizado en $ 2.940.500.

J. L., de 32 años, quedó finalmente detenido como supuesto autor de hurto, a instancias de la fiscalía de feria.

Su patrón, según trascendió, está a un paso de echarlo.

 

Fuente: La Voz

 

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close