El mandatario provincial encabezará la rúbrica durante un acto que se concretará a partir de las 18 en Casa de Gobierno. Los ejes centrales del acuerdo son Desarrollo,  Modernización, Inclusión y Género.

El gobernador Gustavo Valdés encabezará hoy a las 18 en el patio de Casa de Gobierno, la firma del Plan Estratégico Participativo (PEP) Corrientes 2030, con los ejes de Desarrollo, Modernización, Inclusión y Género que marcarán el rumbo de las políticas de Estado en la provincia durante los próximos años.

El PEP debe concretarse porque así lo establecen la Constitución provincial y los objetivos de Desarrollo Sostenible trazados por las Naciones Unidas.

La suscripción del Pacto Correntino para el Crecimiento Económico y Desarrollo Social involucra a todos los sectores de la vida ciudadana, Gobierno, municipios, sectores políticos, sociales, productivos, académicos, entre otros.

El pacto es la construcción colectiva de diversas instancias participativas que el Gobierno provincial llevó adelante durante el 2020 y 2021 a través del Plan Estratégico Participativo Corrientes 2030.

El Litoral pudo saber que los intendentes de la oposición no concurrirán a la rúbrica del PEP.

“Quizás manden algún viceintendente”, “son decisiones locales que compete a cada intendente” fueron algunas de las respuestas que obtuvo este matutino tras una ronda de consultas sobre la participación de la oposición en la rúbrica del Pacto.

El gobernador Valdés  resaltó en numerosas oportunidades que entre las acciones de su gobierno que se han consolidado, “el de la paz social que impera en Corrientes ha sido muy ponderada, y sin dudas es hoy uno de los aspectos que permitirá que este acuerdo transversal que se apresta a suscribir tenga muy buenas perspectivas de cumplir con sus objetivos”.

Pacto

Es de destacar que el anterior Pacto Correntino para el Crecimiento Económico y Desarrollo Social se firmó en el 2013 y se sustentó en el PEP 2021, y del mismo derivaron numerosas acciones y obras, que han orientado la provincia hacia un futuro de muy buenas perspectivas, pero fundamentalmente ha permitido alcanzar un entendimiento entre todos los sectores de la vida ciudadana de que la convivencia pacífica es fundamental para el éxito de cualquier proyecto.

La instancia, de la firma del Pacto, se llega tras un arduo trabajo multisectorial, y también tras superar las graves consecuencias económicas y sociales que generó la pandemia del covid-19 que afectaron al país desde el 2020.

Cabe resaltar también que ambos procesos tuvieron distinta modalidad comunicacional, habiendo sido la primera totalmente mediante encuentros presenciales, mientras que este último debió adaptarse a las imposiciones de la pandemia, por lo cual se instrumentaron exitosamente una serie de reuniones virtuales, mayormente en sus diversas instancias, mediante videoconferencias participativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.