En los últimos días quedó claro que Jimena Barón y Daniel Osvaldo consiguieron construir una relación cordial. Tras cuatro años de estar separados, la cantante aseguró que pasa un buen momento con el papá de su hijo Morrison. La evidencia más clara de ese nuevo vínculo amistoso fue la que dio en el día del cumpleaños del futbolista, cuando ayudó a su hijo ” Momo” a hacer una torta para Osvaldo y le compró un regalo.

“Sé lo que soy como pareja y sé lo que doy; pretendo recibir lo mismo. De lo contrario, no tengo tiempo ni energía. Siempre di, di, di”, aseguró en una entrevista la intérprete de ” La cobra”. Además, la artista aseguro que ese fue el caso de su vínculo con Osvaldo. “Yo me enganchaba en esa y decía: ‘Bueno, quiero ayudarte a que hables con tus dos ex para que no se peleen con vos y seamos todos amigos y comamos un asado con ellas y con los hijos que tuviste’. Era como Heidi”, dijo. “Ahora eso se me terminó”.

Consultada por el periodista de Viva sobre si intentaba “amigarlo con su mundo”, la artista respondió: “Sí, hablaba con su exmujer porque ya ni siquiera hablaban con él”. Además, Barón aseguró que le atraen y enamoran mucho “las falencias y las vulnerabilidades de la gente” tanto en sus amigos como en sus parejas. “Las personas rotas me parecen atractivas”, aseguró. En ese sentido, aseguró haber estado muy enamorada de Osvaldo. “A él lo quería ayudar con la casa, con los hijos, con las ex”, apuntó. “Terminé vampirizada”.

Fuente: Diario La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.